Archivo de la etiqueta: Venezuela

Las vendas con Nicolás Maduro, Juan Guaidó y la situación en Venezuela

Y reducir la situación en Venezuela solo al petróleo,

Y obviar los millones de inmigrantes,

Y las maniobras de Nicolás Maduro para desconocer a la oposición,

Y su Asamblea Constituyente creada al dedillo porque en la Asamblea Nacional no tenía mayoría,

Y no llamarlo dictador,

Y decir que solo apoyan a Juan Guaidó por intereses económicos,

Y Rusia, Turquía, Cuba, Bolivia —ejemplos de “democracias”— solo apoyan a Maduro por el bienestar del pueblo,

Y mirar para otro lado mientras Venezuela deja de ser lo que era,

Y lo dejó de ser hace tiempo,

Y tildar de golpista al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, la legítima autoridad en el país,

Y no llamar usurpador a Maduro el pasado 10 de enero,

Y cerrar los ojos cuando el sucesor de Chávez intenta deslegitimar a la institución que preside Guaidó,

Y “el imperialismo” de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Guatemala, Colombia, Brasil, Paraguay, Perú, Ecuador, Costa Rica, Chile, Kosovo y Georgia, y la Organización de los Estados Americanos (OEA) reconoce a Guaidó,

Y “el imperialismo” causó todos los males de Venezuela,

Y países con “todas las libertades del mundo” como Cuba, Bolivia, Rusia, Turquía y Nicaragua apoyan a Maduro,

Y ellos sí son “legítimos y revolucionarios”, no como Guaidó,

Y también México y Uruguay del lado del hombre que sumió a Venezuela en la crisis,

Y así se intentan convencer de que Venezuela “va bien” con Maduro,

Y que Guaidó está a la orden de alguien fuera del país como todas las oposiciones en países de izquierda,

Y que el pueblo venezolano, los ciudadanos, no están hartos,

Y que las protestas del 23 de enero fueron mentira.

Manifestación en Venezuela contra el mandato de Nicolás Maduro. / Twitter

Esperas

Sentado en el andén 7 esperaba que apareciera Cristina. Más de dos horas pasaban y él continuaba allí, haciendo gala de su amor incondicional por aquella que una vez lo aceptó como era, sin tapujos, ni miramientos. Hijo del rechazo, había tropezado más de una vez con la misma piedra, pero no cejaba en el intento. El día que la vio, lo supo:

-“Ella será mía y yo seré solo suyo”, pensó entonces.

El reloj continúo y en el andén, seguía sin moverse, con la mirada fija en cada autobús que pasaba de largo, ansiando que fuera el de Cristina. La distancia se hacía insoportable y aprovecharía este fin de semana cada segundo, incluso aquellos robados por la demora. Se acerca un autobús, para en el andén 7, se abre la puerta y el mueve su cola como el ser más feliz del mundo. 

…………………………………………………………………………. 

Ya debería estar en el vuelo rumbo a Madrid. Las casi 24 horas de estancia en el aeropuerto de Caracas, han hecho mella en mi persona y me pregunto quién me habrá mandado a apostar por una aerolínea venezolana, aunque sea la estatal, aunque sea transatlántica, pero de bajo coste.

“Lo barato sale caro” suele decirse continuamente y no me había dado cuenta cuando compraba tantas cosas en los chinos. Conviasa, la aerolínea venezolana, escenificó aquel día ese y otros tantos refranes oídos. 

La voz de mi madre retumbaba en mi cabeza, la pobre estaría en casa preocupada, mientras yo estaba a la espera de un avión que ya llevaba dos horas de retraso.

Al menos tenía Wifi gratis en el aeropuerto. Al menos tenía personas en el mismo vuelo, que nos poníamos a conversar sin tapujos, a quejarnos del mal servicio, a contarnos la vida de cada uno, como si nos conociéramos de antes. Al menos, conservo algunos de ellos en Facebook por donde seguimos hablando y lo más importante, que no es nada menos, me ahorré más de 400 euros en un viaje revitalizador a La Habana, pese a la larga escala.  

Los médicos cubanos son sagrados

Venezuela está polarizada, no cabe dudas y resulta que a las acciones legítimas de pedir el recuento de votos se suma la violencia contra los cubanos y cubanas que están prestando su servicio en el país caribeño. Sólo hay que poner en Twitter “cubanos Venezuela” para ver cuántos mensajes de odio hacia Cuba se suceden uno tras otro. Gracias a Dios algunos no se ciegan por el odio barato y apoyan a los cubanos. 
La oposición responsabiliza a Cuba y los médicos cubanos pagan la mala leche de quienes no pueden manifestarse sin recurrir a la violencia. Me indigna como cubano que ataquen a los míos por eso me sumo a esta carta abierta:
Blogueras y blogueros cubanos condenamos la violencia de la “oposición” contra el personal de salud cubano en Venezuela 
Foto tomada de Argos Internacional

Hace apenas unas horas hemos conocido por amigos y amigas residentes en Venezuela, cooperantes cubanos, medios de comunicación de la Isla y por la cadena multiestatal Telesur que más de una docena de Centros de Atención Médica ha sido atacada por parte de miembros de la oposición venezolana

Como blogueros y blogueras cubanas condenamos las acciones violentas de cualquier naturaleza e instamos al pueblo venezolano a velar por la vida de nuestros médicos y médicas, personal de enfermería, etc, cuya única labor en esa nación ha sido la de salvar vidas en los sectores más pobres y vulnerables y devolver la salud a millones de pacientes
Cualquier inconformidad con las recientes elecciones venezolanas, cuyo resultado final declaró la victoria del presidente Nicolás Maduro según el Consejo Electoral Nacional y observadores de diferentes regiones internacionales, debe ser tramitada por la vía legal y en un clima de respeto y paz, como han reiterado varios funcionarios gubernamentales. 
Como ciudadanos y ciudadanas de Cuba seguiremos y denunciaremos públicamente cualquier intento de poner en riesgo la vida de profesionales de nuestra nación por motivos xenófobos, de intolerancia política o de cualquier otra índole. 
16 de abril de 2013

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+”://platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

Venezuela ganó democráticamente

La victoria de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales de este domingo en Venezuela, confirman lo que a muchos no les gusta, pero está ahí, pese a que sus intereses en el oro negro quieran cegarlos: el pueblo venezolano quiere a Chávez y por eso a través de las urnas lo ha vuelto a elegir. 

Hoy por la mañana el primer medio que leí para enterarme de la noticia fue El País, el periódico global en español fue un vaso de agua fría desde la primera línea hasta la última: “Goliat venció a David” fueron las primeras palabras de un periódico que consideraba serio y objetivo, pero me vuelve a confirmar que la objetividad se queda fuera en muchos medios o la prensa en general, como me ha dicho algún profesor.

En su noticia “Chávez logra un cuarto mandato como presidente para estar 20 años en el poder” -como si en España no hubiera algunos que han estado 14 años y aspiraban a más, me refiero a Felipe González- este diario, después de enumerar los numerosos defectos del presidente venezolano, dice que Chávez: “tampoco dejó de recordar los logros de sus 14 años de mandato –reducción del analfabetismo, extensión de la atención sanitaria primaria, incremento del número de universitarios, mercados populares, etcétera- utilizando sin escrúpulos los recursos del Estado“.

¿Ahora es pecado dedicar dinero del Estado al bienestar público? Eso lo dicen desde un país donde se recortan cada unos 6 meses -o menos- desde el año pasado dinero para la salud y la educación pública y donde estamos a la espera de más tijeretazos, incluso en las pensiones de aquellos que trabajaron durante años en este proyecto de democracia. No nos olvidemos que en España no hay dinero para lo público, pero sí se pide para rescatar a los bancos a costa de endeudar a toda una generación, que como señala Pascual Serrano, en un artículo de Público: “escoge a Venezuela como segundo país latinoamericano para encontrar trabajo”. 
Si El País utilizaba frases como “caudillismo mesiánico”, hacía hincapié en el reciente cáncer del presidente venezolano que ni si quiera él ha nombrado tanto, creo yo por respeto hacia su persona y no causar lástima, no me quería imaginar qué o cómo se tomaron en los demás medios españoles la noticia de la reeleción de Chávez hasta 2019.
Menuda sorpresa cuando buscando en El Mundo, ABC, Público y la televisión pública española RTVE solo me encontré pequeños matices de la noticia que le guste a quién le guste y le pese a quién le pese, es la noticia del día en el mundo entero, sobre todo cuando se hablaba de reñidas elecciones y vale que un 10 % no sea una gran diferencia, pero Chávez ha ganado en 20 de los 23 estados venezolanos. 
Hasta el Huffington Post en su versión española ha reconocido que “con más contundencia de lo previsto, Hugo Chávez, se ha impuesto en las elecciones presidenciales…” En tanto La Vanguardia comenzó su noticia con bastante rigor, “Chávez renueva su mandato al ganar a Capriles con holgura”, para luego caer en los juicios de valor y las incógnitas propias de quienes están fuera de Venezuela y no dentro. 

“La jornada electoral se desarrolló, al menos hasta la noche, en calma con escasas excepciones. Sin embargo, los prolegómenos mostraron hasta qué punto la de Venezuela es una democracia –si acaso– por los pelos.“, es uno de los tantos calificativos de La Vanguardia en una extensa noticia, crónica o desahogo personal del periodista enviado especial a Caracas.


Y estos son los prolegómenos, o para que entiendan el preámbulo, la antesala de la jornada electoral: 

“…hasta el último minuto antes de la apertura de colegios a las seis de la mañana, los impulsos autoritarios del presidente y su control absoluto de las instituciones y los medios estatales se hicieron evidentes. Y la realidad de una nación partida en dos, hiperpolitizada y a ratos crispada, se percibió con claridad por mucho que luego la maquinaria electoral funcionara más o menos bien, aunque no sin algunas protestas por retrasos y problemas logísticos.”

Lo que no dice es qué transmitieron ese día los canales de la oposición, que seguramente no dedicaron más minutos a Chávez que a Capriles, preferido de muchos dentro y fuera de Venezuela que quieren volver a saborear en sus manos los millones de barriles de petróleo. Y desde La Vanguardia terminan con broche de oro, o mejor dicho luto “Si la salud lo acompaña, Venezuela seguirá oyéndolo otros seis años.”

Al parecer que el pueblo haya acompañado y elegido a Chávez durante este proceso electoral no es suficiente muestra de democracia para algunos medios. Creo recordar que uno de los mayores índices de democracia en una sociedad es la posibilidad de su pueblo, o ciudadanía, de elegir a sus representantes en las instituciones públicas.

Les juro que esperaba encontrar más escepticismo y discurso “anti-chavista” en la prensa española de hoy, pero si de siete medios revisados, solo unos dos han plasmado las ideas preconcebidas respecto a Chávez y Venezuela, debo decirles que el periodismo por estos lares no me ha decepcionado -al menos por esta vez- tanto como esperaba, aunque seguro saltarán las opiniones sobre el proceso dentro de poco.