Archivo de la etiqueta: Provincias

Cuba y sus provincias: nueva división

A partir de 1976, comenzó a regir en Cuba una nueva división político-administrativa, en la cual se dividía al país en 14 provincias y 169 municipios. En dicha Ley, conocida como la 1304 de julio de 1976, se establecía la revisión continua a la misma, algo imposible cuando la Isla pasaba los peores años del periodo especial.
Luego de las discusiones en las provincias  sujetas a cambio: La Habana, Ciudad de La Habana, Pinar del Río, Matanzas y Guantánamo; el 1ro de agosto de 2010 quedaron aprobadas una serie de modificaciones a la división político-administrativa, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana.
Al hacer referencia a las palabras del presidente cubano, Raúl Castro, ante la Asamblea ese día, enumeraba –en este blog– las principales modificaciones realizadas. En esencia las actuales provincias de La Habana, Pinar del Río y los municipios matanceros de Varadero, Matanzas y Cárdenas; así como los guantanameros Manuel Tames, Yateras y Guantánamo, estarían sujetos a cambios.
Hoy comparto con ustedes, los datos precisos ofrecidos por el periódico cubano Granma, al hacer referencia a estos cambios en su artículo Modificación de la División Político Administrativa: Mejor atención al pueblo y más funcional.
Apunta el rotativo que “Ciudad de La Habana recibiría de la actual La Habana la franja costera desde el río Santa Ana hasta el borde oeste de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y el área de autoabastecimiento de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). Además, el lado este de la Meseta del Cacahual, perteneciente al municipio de Bejucal, donde se encuentran CENPALAB, y los asentamientos poblacionales de Tirabeque 1 y 2, con lo que pasarían 5,75 km2 nuevos a la capital.”
El cambio más evidente en la geografía cubana sería la división de la actual La Habana en “Artemisa, con capital en el municipio del mismo nombre, y Mayabeque, con cabecera político administrativa en San José de las Lajas”. Ambas tendrían 11 municipios, pues los actuales territorios pinareños de Bahía Honda, San Cristóbal y Candelaria pasarían a Artemisa.
“La población artemiseña ascendería a 502 392 habitantes y su superficie será de 4 mil 004,27 km2. Artemisa contaría con un área agrícola de 272 849 hectáreas, 68,1% del territorio, que le permitiría producir alimentos para satisfacer su demanda y apoyar a la capital. Además, contaría con un sitio de perspectiva de alto desarrollo portuario industrial como es el Mariel.”
“En tanto, -continúa Granma- los mayabequenses serían 381 446, sobre un territorio de 3 mil 732,73 km2. El espacio agrícola llegaría hasta 248 102 hectáreas, el 66,5% de la superficie del territorio y en este sentido, le daría la capacidad de cumplir con los mismos objetivos que Artemisa. De ningún modo el desarrollo industrial estaría relegado.”
Destaca Granma, que “Mayabeque será una de las cuatro provincias, junto a La Habana, Camagüey y Guantánamo con nombre de procedencia aborigen, lo que refuerza nuestra tradición cultural”. Además, esta nueva estructura “reduce considerablemente las distancias entre las cabeceras municipales y la capital provincial, que en el caso de Artemisa sería de un promedio de 27,2 kilómetros, y en el de Mayabeque de 25,2 kilómetros.”
Por su parte, “Pinar del Río quedaría igual que las dos nuevas provincias, con 11 municipios. Su población se reduciría a 592 945 habitantes y su extensión sería de 8 mil 884,51 km2. También  disminuiría la distancia promedio entre las cabeceras municipales hasta 46,3 kilómetros, en estos momentos es de 56.”
Otro de los cambios que recoge la propuesta es la integración de Varadero al municipio de Cárdenas. Varadero dejaría así de ser municipio y de esta manera Cárdenas recibe 48 km2 y 27 170 pobladores; para esto se tuvo en cuenta que más de 10 000 cardenenses laboran en la Península de Hicacos.
“La Península de Hicacos, más el área existente hasta el hotel Oasis (22,10 km2),  casi la mitad de su pequeña extensión territorial, deben constituirse como zona de administración especial subordinada al Consejo de Ministros. Entretanto, Cárdenas cedería al municipio cabecera de Matanzas, el territorio del aeropuerto Juan Gualberto Gómez y los asentamientos aledaños, cuya área total suma 35 km2 y aproximadamente un millar de habitantes.”
En la región oriental de Cuba, “los cambios contemplan la necesidad de fortalecer el municipio de Manuel Tames con áreas colindantes de sus similares de Guantánamo y Yateras. De ese modo, Manuel Tames recibe 520,48 km2 y 27 369 habitantes, es decir, casi el doble de su población actual, la cual ronda las 14 300 personas.
“Agregaría de Guantánamo la superficie donde en el presente radican los consejos populares de Santa Catalina, La Tagua, Jamaica, Honduras y Argeo Martínez, así como otras circunscripciones. De Yateras estaría incorporando áreas pertenecientes al Consejo Popular Felicidad. A su vez, Manuel Tames cedería, al municipio de Guantánamo, la Sierra de Maquey con una extensión de 22 km2.”
Estos serían los cambios en la división político-administrativa de Cuba que comenzarían a partir del próximo año, 2011. Así, la Isla queda dividida en 15 provincias y 168 municipios, entre ellos el de la Isla de la Juventud.
Como informaron los medios oficiales, “esta ley comenzará a regir desde su publicación en la Gaceta Oficial de la República de Cuba.”
Para conocer en detalle la historia de la división de cuba en provincias, vea en este mismo blog:

Cuba y sus provincias: cambios revolucionarios

De tres departamentos a seis provincias, Cuba no experimentó hasta luego de 1959 ningún cambio en su división político-administrativa.
Antes de proseguir con esta historia, hago un paréntesis para referirme a la división popular territorial que existe en Cuba desde tiempos coloniales. Apuntan los profesores Luis Orlando Pérez Albejales y Félix Raúl Benítez Castillo, que esta división reconoce la Isla como Vuelta Arriba y Vuelta Abajo. La primera se extiende desde Matanzas hasta Oriente, y la segunda desde La Habana hasta Pinar del Río.
“Salvo algunas modificaciones”, aclaran los especialistas consultados, la división político-administrativa de la Isla “era la misma que había establecido el régimen colonial español en 1878, ya de por sí arbitraria y ajena a las realidades geográficas, económicas y sociales del país.”
Según el censo de 1877, explican los profesores, “la provincia de Santiago de Cuba contaba con el 16 % de la población del país, y la de Matanzas con el 17%. Casi cien años después, el censo de 1970, realizado sobre la base de las seis provincias, indicaba que la provincia de Oriente contaba con una población seis veces superior a la de Matanzas.”
Con las transformaciones revolucionarias se elevó el papel y la autoridad de las provincias, hasta entonces con un carácter más simbólico que real, refieren los especialistas. Esto condujo “a partir de 1963, a la creación de las regiones como un eslabón intermedio entre aquellas y los municipios, cuyo número aumentó también por diversas razones.”
“Si al triunfo de la Revolución existían seis provincias y 126 municipios, ya en 1973, manteniéndose en lo fundamental los primitos límites provinciales, existían 58 regiones territoriales y 407 municipios y seccionales.”
“Esta división político-administrativa no resultaba ni racional ni funcional de acuerdo con las exigencias del desarrollo económico y social planificado del Estado socialista cubano, no existía, en absoluto, homogeneidad en cuanto al volumen de la población de las antiguas provincias, regiones y municipios.”
“Además, -continúan los autores- esos límites fueron establecido cuando aún no se había realizado realmente el estudio amplio e integral que era imprescindible para determinar con fundamento científico, una correcta división político-administrativa que tuviera en cuenta las realidades geográficas del país, la distribución de la población, la actividad económica y sus perspectivas de desarrollo, las tradiciones y vinculaciones entre las diferentes localidades, las realidades viales existentes y en proyecto, las migraciones y otros factores de importancia.”
“Por estas razones, entre otras, se aprobó en 1976 una nueva división político-administrativa -vigente hasta 2010- con 14 provincias, 8 más que en la antigua división de 1878 y 169 municipios, es decir, 37 más que antes de producirse la nueva estructura administrativa.”
“Dichas provincias son: Pinar del Río, La Habana, Ciudad de La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo. Isla de la Juventud queda como un municipio especial directamente atendido por las instancias centrales de la nación.”
A esta división político-administrativa se le realizó una serie de modificaciones, que fueron aprobadas en el Quinto Período Ordinario de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el 1ro de agosto de 2010, que trataré en detalle en un próximo trabajo.
Para seguir la historia de la división de Cuba en provincias busque en este mismo blog los trabajos Cuba y sus provincias: primeros pasos, así como Cuba y sus provincias: 2, 3, 6…
(Con información del Curso de Geografía de Cuba de Universidad para Todos, Cuba)

La Habana: capital de Cuba

“¿Cuál es el nombre de la capital de Cuba?… ¿varias formas distintas de nombrar una misma capital?… ¿dónde está la verdad?… ¿y por qué esa confusión pública, notoria y tan extendida?”
Así da comienzo Alexis Schlachter, periodista de Granma especializado en ciencia y técnica, a un artículo del cual me acordara a raíz de los nuevos cambios en la división política administrativa de Cuba, aprobados el 1ro de agosto de 2010 por la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Primero pensé que estaría en su curioso libro Geografía Sorprendente, de 2002. Busqué en sus más de cien páginas artículo por artículo, pero nada; me tropezaba con un país-chimenea, un pueblo con propuesta de traslado, una Tierra de Nadie, hasta la interrogante de si Cuba es una isla o un archipiélago.
Entonces supe donde lo había leído, estaba en aquel tabloide del Curso de Geografía de Cuba, transmitido por la Televisión Cubana en Universidad para Todos, que afortunadamente aún conservo en casa. Releer a este periodista me hizo extrañar su programa televisivo La otra geografía, donde en escasos cinco minutos respondía alguna interrogante sobre el tema.
A partir de ese entonces, al menos para mí, Alexis Schlachter se convirtió en el Gurú de la curiosidad geográfica en Cuba. No había un artículo suyo en Granma que no me leyera, encontrar su nombre en cualquier publicación era la certeza de un momento ameno e instructivo.
Sigan entonces con este artículo que de alguna forma nos responde una de las tantas razones de la fragmentación de La Habana en las provincias de Artemisa y Mayabeque; en particular los errores que se cometen con el nombre de la capital cubana, que al fin recuperará su verdadero nombre…
“La respuesta suprema, exacta y precisa la ofrece la Constitución en su artículo 2 cuando determina: El nombre del Estado cubano es República de Cuba, el idioma oficial es el español y su capital es la ciudad de La Habana.
Justo a partir de aquí comienza un largo camino de aclaraciones necesarias; para empezar, existe otra “ciudad” de La Habana… pero con mayúscula la palabra entrecomillada.
En efecto, según la ley 1304 del 3 de julio de 1976, que define la división político administrativa de Cuba, se plantea (art. 4): La provincia de Ciudad de La Habana comprende los 15 municipios siguientes: Playa, La Lisa, Boyeros, Marianao, Diez de Octubre, Arroyo Naranjo, Cerro, Plaza de la Revolución, Centro Habana, Habana Vieja, La Habana del Este, Regla, Guanabacoa, San Miguel del Padrón y Cotorro.
Luego tenemos que distinguir entre la ciudad de La Habana y Ciudad de La Habana, porque la primera es la capital del país, mientras la segunda nombra a una provincia.
Pero si existen dos ciudades con “minúscula” y mayúscula también hay dos “La Habana”. Una es la capital, pero la otra es una provincia, compuesta por 19 municipios según definición del artículo 5 de la ley 1304. Por cierto, y siempre según la legislación citada, la capital provincial radica en la ciudad de La Habana.
De esta manera se da el caso singular de que, jurídicamente, La Habana es la capital triple: del país, y, de forma simultánea, de dos provincias.
¿Concluyen ahí las pesquisas? No, porque falta definir los límites exactos de la capital.
El 28 de junio de 1978, la Asamblea Nacional del Poder Popular promulga la ley 18 –complementaria de la ley 1304- con la finalidad de definir los límites territoriales de las provincias y los municipios.
En su capítulo IV titulado DE LA PROVINCIA DE CIUDAD DE LA HABANA Y SUS MUNICIPIOS, Sección primera, art. 39, se definen los límites de esta provincia con claridad: La provincia de Ciudad de La Habana limita al norte con el Océano Atlántico, y al sur, este y oeste con la provincia de La Habana.
A partir de aquí la legislación es minuciosa al detallar los límites y el artículo siguiente, el 40, determina: El límite de la provincia de Ciudad de La Habana que queda descrito en el artículo anterior, es el límite de la Ciudad de La Habana. Dos veces está escrito Ciudad de La Habana, con la correspondiente mayúscula. Hay un evidente error tipográfico pues la segunda ciudad va con minúscula y esto aún no ha sido corregido. El artículo 4to de la ley 18 se lee correctamente así: El límite de la provincia de Ciudad de La Habana que queda descrito en el artículo anterior, es el límite de la ciudad de La Habana.
Pero donde no queda resquicio para la duda es respecto al nombre correcto y único de la capital de Cuba. Según la Constitución de 1976 –con enmiendas en 1992- La Habana es su nombre oficial y el término ciudad queda como genérico.
Solo hay un nombre para la capital de nuestro país: La Habana. Nunca Habana, Ciudad Habana, ni Ciudad de La Habana.”
(Con información del Curso de Geografía de Cuba de Universidad para Todos, Cuba)

Cambios políticos–administrativos en Cuba

“Las nuevas provincias Artemisa y Mayabeque nacerán el 1º de enero de 2011 sin repetir los errores que han acompañado el trabajo de los órganos locales del Poder Popular, bajo una concepción de ahorro y uso racional de todos los recursos, en particular con plantillas ajustadas a sus funciones y una clara delimitación de facultades en las interrelaciones con los organismos de la administración central del Estado, las empresas nacionales y las organizaciones políticas y de masas.”
Así expresó el presidente cubano Raúl Castro Ruz, en su más reciente discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular el 1ro de agosto de 2010, a propósito de las modificaciones a la Ley de la División Político-Administrativa de Cuba, vigente desde julio de 1976.
Con la división de la actual provincia de La Habana en Artemisa y Mayabeque, Ciudad de La Habana, recuperará su nombre histórico -La Habana-, a la cual se le agrega el lado este de la meseta del Cacahual, sitio donde descansan los restos del General Antonio Maceo, héroe de las luchas independentistas, y que incluye, entre otros objetivos económicos y sociales, dos asentamientos poblacionales y el Centro Nacional de Producción de Animales para Laboratorio, conocido internacionalmente como CENPALAB.
Artemisa abarca los municipios de Caimito, Guanajay, Mariel, San Antonio de los Baños, Güira de Melena, Alquízar y Bauta, además de los hasta ahora pinareños de Bahía Honda, Candelaria y San Cristóbal, en tanto la capital de esta provincia será la ciudad que le da nombre al territorio.
Mayabeque, por su parte, tendrá su capital en la ciudad de San José de las Lajas y está integrada por los municipios de Santa Cruz del Norte, Jaruco, Madruga, Nueva Paz, San Nicolás, Güines, Melena del Sur, Batabanó, Quivicán y Bejucal y, como Artemisa, tendrá la encomienda de producir alimentos para satisfacer su demanda y apoyar a la capital cubana.
Al mismo tiempo desapareció el municipio de Varadero, en la provincia de Matanzas, el cual se incorpora al de Cárdenas, en tanto la Península de Hicacos queda bajo la atención directa del Consejo de Ministros por su importancia para el desarrollo económico del país.
En tanto, el municipio de Manuel Tames asimila parte de sus vecinos de Guantánamo y Yateras, y traslada su capital para el consejo popular de Jamaica, territorio que hoy está comprendido en el oriental municipio de Guantánamo.
Raúl Castro subrayó que con estas nuevas divisiones, el estado cubano espera “elevar la atención a la población mediante una organización más funcional y racional de la administración y del Gobierno.”
El diputado Eusebio Leal Spengler, historiador de la Ciudad de La Habana, apoyó esta nueva división político-administrativa, pues con ella no hay ruptura, sino continuidad, toda vez que la identidad local está incluida en la regional y la nacional. La Patria, agregó, es pluralidad y diversidad. Toca ahora a las autoridades culturales y a los historiadores de estos lugares, preservar las tradiciones y reafirmar lo cubano que es lo que debemos defender todos.

A partir del próximo año, 2011, Cuba queda dividida en 15 provincias y 168 municipios, entre ellos el de la Isla de la Juventud.

Provincias: Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.
Esta ley comenzará a regir desde su publicación en la Gaceta Oficial de la República de Cuba.
Espere la próxima semana en este blog un especial sobre la división político-administrativa de Cuba, su historia y los detalles de los cambios finales.
(Con información de Cubadebate y Juventud Rebelde)