Archivo de la etiqueta: Facebook

Facebook: de red social a supermercado

El movimiento me lo temía, un gigante que lleva años recopilando información de todos sus usuarios, no solo le basta con saber qué nos gusta dentro y fuera de sus paredes, sino que necesita ir más allá y hacer que todos pasemos por su caja con la misma tranquilidad que damos “Me gusta” decenas de veces al día, sin saber que tras ese simple gesto se esconde todo un mundo. 
Aun en fase de prueba en algunas regiones, ya lo han comunicado de manera oficial en su nueva actualización de Condiciones, Política de Datos y Política de Cookies, que entran en vigor a partir del 1 de enero de 2015, pero seamos realistas nadie se va a leer al dedillo y seguiremos utilizando la plataforma de Zuckerberg como si no hubiera un mañana.

Del susodicho botón “Comprar” que muchos llevan comentando desde mediados de este año, no dan muchos detalles, ni tan siquiera un enlace para profundizar, será que están en fase beta y ya me imagino que no pocos problemas van a tener en países como los de la Unión Europea, donde la batalla por la privacidad de los usuarios está en pleno apogeo. A esto se resumen el comunicado al respecto de Facebook:

“Compra con mayor comodidad: en algunas regiones, estamos probando el botón “Comprar”, que permite descubrir productos y comprarlos sin salir de Facebook. También estamos trabajando para que las transacciones sean más prácticas.”

Así que vayan preparando la billetera que en un futuro muy cercano, la tentación no estará en las vidrieras de los centros comerciales, sino en nuestra propias “amistades online”. No sé si habrá tanto dinero para eso, pero lo cierto es que la compra online aumenta y aquí un servidor evita entrar a Amazon.
El modo de implementar el botón ciertamente es una especulación, pues si otras aplicaciones como Uber están levantando ampollas entre los taxistas por no pagar impuestos como ellos. Veremos si en Facebook solo lo podrán usar las empresas, o también cualquier usuario podrá vender sus artículos de segundo mano. La cuestión sería si se van a poner a vender ¿por qué quedarse en un único modelo cuando en su base de datos cuentan con usuarios, empresas, pymes? ¿por qué ser solo Amazon cuando pueden conjugarse con el famoso modelo de eBay o de aplicaciones móviles que están desplazando el antiguo mercadillo?
Lo cierto es que Facebook cada vez expande más sus funcionalidades y tentáculos, recordemos que Instagram y Whatsapp ya forman de la familia Zukerberg. E incluso en este comunicado una de las funcionalidades más acertadas, también en fase beta, es Amigos cerca (en inglés) que promete decirnos si hay alguien de nuestro Timeline a nuestro alrededor y por supuesto restaurantes, tiendas o cualquier establecimiento. Algo así como el capa caída de Foursquare
Facebook sigue la escalada y como comenté en alguna ocasión con unos amigos, muy pronto hasta series, películas y cualquier otra producto estarán disponibles en su burbuja azul. Esperemos que puedan pasar de la fase beta. 

Pérdida de tiempo en Internet

Con la llegada de las redes sociales y la expansión de Internet, nuevas maneras de perder el tiempo se han colado en el día a día de quienes podemos estar conectados. Por desgracia hay muchos, la mayoría en el mundo, que no tiene acceso a Internet, aunque poco a poco va llegando a lugares insospechados. 
Móviles, tablets, dentro de poco hasta gafas podrán mantenernos atados a Internet, lo que en un principio estaba pensado para la PC de casa, hoy se mueve con nosotros allá donde vayamos y así cada día estamos al tanto de lo que nos gusta y bombardeados por publicidad ajena a nuestros intereses. No quiero extenderme en lo bueno o malo de estar conectado, mejor veamos en 7 ejemplos las maneras más comunes de perder el tiempo:
Día de Internet J.R. Mora
Caricatura de J.R. Mora

1- FACEBOOK: es la web por excelencia para perder el tiempo, Facebook nos permite estar en contacto con nuestro amigos y también con quienes no lo son, pero ha contribuido a un nuevo tipo de amigo -ah, sí, es mi amigo en Facebook y nunca lo habías visto. Sólo en la red de Zuckerberg se reúnen muchas formas de ver el reloj correr: juegos, chateo, el chismorreo en estado puro ha invadido este sitio. Concebido en un principio para establecer lazos entre estudiantes de una universidad ha hecho realidad aquel dicho: “el mundo es un pañuelo”. Según CNNExpansión los celos entre parejas o la envidia por el éxito de un amigo, invaden a muchos de sus usuarios que consumimos más de 4 horas diarias sólo en Facebook. 

Después de Facebook, es como para no seguir, pero hay más:
2- INSTAGRAM: el hermano adoptivo de Facebook ha llevado al borde la estupidez el acto de hacer fotos. Las imágenes no tienen que tener calidad, no hay un consenso general, aunque por suerte material apto para adultos es censurado inmediatamente. El colmo es tomar una rotonda en coche y hacer que tu amiga se detenga para hacer una foto a un árbol florido, el poder de Instagram no tiene límites. Al menos subir una foto sólo es posible desde el móvil, si no perdería el sentido de “ver para creer”.
3- YOUTUBE: Otro rey en Internet, en este caso el de los videos y que no necesita presentación, miles de videos diarios de todo tipo, ahora incluso con la posibilidad de emitir desde tu casa una conversación en vivo gracias a los hangouts de Google+, ese es otro caso que sigue los pasos de Facebook. Con el Harlem Shake vemos cuánta gente hay en el mundo  con ganas de ridiculizarse, por no decir los padres que graban a sus hijos llorando y el tiempo sigue pasando en nuestro detrimento. 
4- JUEGOS ONLINE: si bien Facebook, Google+ e incluso el mismo Zynga tienen en su plataforma juegos para compartir con amigos, no son nada comparables con los juegos de alta gama para PC que hacen pasar horas jugando a más de uno. En 2010 un joven estudiante coreano murió tras 12 horas ininterrumpidas, según informa ALT1040, no digo más.

5- CHATEO: tras el cierre de Messenger, por estrategia evidente de potenciar Skype, la furia por el chateo sigue a la orden del día. En un principio fue IRC hispano, aún activo, pero con la importancia que hoy el usuario le da a la imagen sitios con el adjetivo de Roulette se han hecho hueco en medio mundo. Con la cámara de la portatil o PC encendida vamos viendo gente pasar, hasta encontrar a alguien con quien chatear, algunas no son apta para todo tipo de público.

6- BLOGS: estoy tirando piedras a mi propio tejado, pero ciertamente hay posts o blogs que nos hacen perder el tiempo de mala manera, yo mismo me lamento cuando publico informaciones vacías que no llevan a ninguna parte a quienes me leen, perdonen si esta es una de esas.

7- PORNOGRAFÍA: no seamos puritanos, se consume en Internet casi tanto como antes de que no existiera la red, más si es posible. Según el diario ABC supone ya un 12% de las páginas web en internet y cada segundo 28.258 personas están viendo contenido explícito. 

Como dijera Cristo, ahora con el nuevo Papa tengo las referencias bíblicas a flor de piel, “El que esté libre de pecado que lance la primera piedra”. Ciertamente conectarse a Internet no es un pecado, el tiempo es nuestro y hacemos con él lo que queramos, pero en la moderación está el punto para no saturarnos del mundo 2.0 y perder el contacto real con la vida más allá de una pantalla conectada. 

Y tú ¿con qué sueles perder tiempo en Internet? Nos vemos 😉

¿Internet cambia nuestro cerebro?

EXCLUSIVO PARA @frikarteweb FRIKARTE
“Las nuevas tecnologías cambian paradigmas. De esta manera, las formas de procesamiento que eran habituales en generaciones anteriores se alteran; es decir, si en el pasado el procesamiento de la información era más lineal, actualmente es en paralelo, por eso una persona puede mantener al mismo tiempo varias conversaciones a través de Twitter, SMS y chat, sin inconvenientes”.
Así explica el Prof. Dr. Ricardo Allegri, jefe de Neurología Cognitiva de Fleni e investigador independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Conicet, de Argentina al diario La Nación en un reportaje sobre cómo Internet está cambiando la forma en que funciona el cerebro humano. La periodista Deborah Slotnisky entrevistó a un grupo de científicos de Argentina, Estados Unidos e Inglaterra para “determinar si es cierto, como se ha afirmado durante años, que las nuevas tecnologías afectan nuestras funciones intelectuales, y cómo lo hacen”.
“El acto de comprobar el estado de un amigo y sus actualizaciones en Facebook fue un importante predictor del coeficiente intelectual verbal. Esto es así porque cuando una persona está usando Facebook tiene que tener en cuenta la nueva información de su amigo (es decir, el estado de actualización) y descartar el conocimiento previo acerca de dicho individuo. De esta manera es posible que usar Facebook sirva para aumentar las capacidades cognitivas como la memoria de trabajo y el coeficiente intelectual verbal“, dijo la Dra. Tracy Alloway.
Facebook nos ayuda a ejercitar la memoria del trabajo, “es decir, los procesos cerebrales involucrados en retener información durante un período corto y cómo manipulamos esta información. Esta memoria, además de almacenar los recuerdos, nos ayuda a utilizarlos para relacionar datos y resolver problemas.” Además, agrega Alloway ”hay evidencia de que los individuos que están más conectados socialmente pueden retrasar la pérdida de memoria en la edad avanzada“.
No así otras redes como YouTube y Twitter, que según Alloway “estas herramientas podrían estar perjudicando las capacidades del ser humano, existe la posibilidad de que este tipo de tecnología pueda dañar nuestra memoria de trabajo ya que nos insta a realizar actividades muy breves y cortas. Con Twitter, que se basa en mensajes de 140 caracteres, utilizamos muy poca información en cada mensaje. De esta manera no estamos usando la memoria ni la capacidad del lenguaje tal como lo hacíamos en el pasado, y lo mismo sucede con el uso de los mensajes de texto”.
Al respecto el Dr. Allegri advierte: ”Si uno evalúa las funciones cognitivas en forma aislada, puede decir que el impacto es positivo o negativo. Por ejemplo, si analizo el efecto de los buscadores de Internet puedo afirmar que alteran de alguna manera nuestro cerebro, ya que la memoria episódica (que es un sistema de memoria explícita y declarativa que se utiliza para recordar experiencias personales enmarcadas en nuestro propio contexto, como es el hecho de recordar números de teléfonos) se vuelve menos efectiva que antes, pero si lo analizo en el nivel global, sin duda se trata de un impacto positivo, porque rescato que las redes sociales como Facebook nos facilitan la memoria operativa porque nos permite interrelacionar situaciones, mientras que Twitter, por sus características de instantaneidad y linealidad, pone al cerebro en contacto con infinidad de personas que discuten una misma información“.
Y añade:  ”estamos ante un problema si la actividad que antes tenía el cerebro ahora se la delegamos a los aparatos, dejando al órgano inactivo. Pero si descargo parte de mi memoria en Internet para poder usar mis capacidades para interactuar y procesar diversas informaciones, entonces el efecto es positivo. Antes teníamos una capacidad mucho más limitada para ubicar y manejar información. Ahora tenemos más acceso y mayor capacidad para procesar y relacionar mucha información. Definitivamente, no es que el cerebro deja de trabajar, sino que lo hace de otra manera“.
“Está claro que hoy, el Efecto Google es la forma actual de acopio de datosSi bien puede verse como detrimento para el ejercicio de la memoria, desarrolla otras áreas como la creatividad y asociación rápida, y la posibilidad de realizar lecturas simultáneas. El acceso instantáneo a la información variada permite la comparación, la asociación de ideas, y estimula la flexibilidad cognitiva mediante la utilización de juegos y programas informáticos. El cerebro tiene muchas funciones, una es la memoria. Si bien ésta es la que parece descansar en el nuevo escenario, otras como la rapidez visual y motora, la deducción, la concentración y la atención utilizadas en Internet son propiciadas como una forma de gimnasia cerebral”, destaca la Dra. Marcela Cohen.
Luego de escanear el cerebro de 125 estudiantes universitarios usuarios de Facebook y comparar los resultados con el tamaño de sus grupos de amigos, tanto en la red como en el mundo real, un grupo de científicos del Instituto de Neurociencias Cognitivas del Colegio Universitario de Londres, liderados por el investigador Ryota Kanaipor “encontraron que existe una relación directa entre el número de amigos que una persona tiene en Facebook y el tamaño de ciertas regiones del cerebro, lo que eleva la posibilidad de que el uso de redes sociales pueda cambiar este órgano”.
Ryota afirma que “cuantos más amigos tenía una persona en esta red social, mayor era su volumen de materia gris en cuatro regiones del cerebro, entre ellas la amígdala, asociada a la respuesta emocional y la memoria, así como otras zonas clave para identificar las señales que se producen durante la comunicación con otras personas. Creo que la razón por la cual se encontró dicha correlación entre el número de amigos de Facebook y lo que sucede en varias regiones del cerebro tiene que ver con el impacto de la actividad social online de las personas, que podría reflejar su nivel de sociabilidad general o de extroversión. Las redes sociales son enormemente influyentes, pero todavía conocemos muy poco sobre el impacto que tienen en nuestros cerebros“.
Como sea, lo cierto es que estamos evolucionando constantemente y la mayoría de los resultados y opiniones de este reportaje no son concluyentes sobre el papel de Internet y las redes sociales en el cambio de nuestro cerebro. Eso sí, como dice la periodista: no atrofian el cerebro, aunque deben ser usadas como herramientas para realizar determinadas acciones y no como un fin en sí mismo.

De social a antisocial

Desde 2009 descubrí Facebook y otras páginas web donde podías contactar con amigos, bien conocidos en la vida real o simplemente personas dispuestas a compartir un poco de su tiempo contigo. He conocido muy buena gente, abierta, sincera, que pueden estar ahí cuando necesitas un cálido HOLA del otro lado de la pantalla fría de tu ordenador.
redes sociales

Entonces no tenía ni idea de la llamada web 2.0, pero con el tiempo fueron extendiéndose páginas como Twitter y otras muchas, redefiniendo a otras como hi5, myspace que brillaron en su tiempo. También tuve hi5, sigo con myspace sin entrar casi nunca y así me sucede con Tuenti, Friendfeed, LinkedIN, hasta con el nuevo Google+.

Por poco llego a los 10, me quedé en 8, pero se puede con otros servicios nuevos como Foursquare, Pinterest y si sigo no tengo para cuando acabar, cada día surge una web nueva para tenernos enganchados las 25 horas que no tiene el día. 
No estoy en contra de las redes sociales, quienes me siguen en Twitter o por Facebook sabrán que aprecio muchísimo a mis ciber-amigos y trato de escribir todos los días en las redes sociales. Pero cuando son más que uno mismo, se nos hace imposible y empezamos a recibir notificaciones como LLEVAS 30 DÍAS SIN ESCRIBIR NADA, ¿HABRÁS HECHO ALGO? 
Y sí, he hecho, pero no tengo la cabeza para ponerlo en todos lados.
El otro día reventé al utilizar por primera vez Pinterest, una excelente herramienta para quienes tenemos blog o escribimos, leemos y queremos hacer nuestra biblioteca virtual catalogada por temáticas o autor. Me gustó muchísimo, pero cuando estuve 3 horas sentado, pendiente del Twitter, el Facebook y el espíritu 2.0, caí en la atroz pérdida de tiempo y vida social con las redes sociales.
Vale que el creador de Facebook, Marc Zuckerberg, haya sido un freak antisocial -como refleja la película La red social-, Marc no es amigo mío y no puedo decir nada de primera mano, eso sí a muchos nos encantaría descubrir la gallina de los huevos de oro como hizo él, pero no es el caso. 
Así pasamos horas sin hacer nada, atrapados en la burbuja virtual de las redes sociales, echando a un lado las relaciones físicas con amigos, compañeros e incluso vecinos, a quienes saludamos más por Twitter o sabemos de ellos por su perfil y fotos. Perdemos la capacidad de felicitarlos en persona, por el teléfono: el contacto humano parece imposible ante la rapidez de Internet.

No obstante, siempre deberíamos sacar un tiempo para ver a quienes tenemos cerca, a esos amigos de verdad que a veces con el ajetreo de la vida se nos olvida llamar o dejarle un sms. Con quienes están lejos la cosa es distinta, para eso existe Facebook, Tuenti o cualquier otra de tu agrado, opciones tenemos.

Las redes sociales son una herramienta más para facilitarnos el contacto con nuestros amigos o conocidos, personas con intereses comunes que podemos estar a kilómetros de distancia, pero que compartimos la misma visión del mundo o parecida, sería una sinfonía muy aburrida si todos habláramos lo mismo.

Seamos conscientes de su fuerza para estrechar puentes. Seamos sociables amigos, tanto dentro como fuera de las redes.

Y tú ¿qué piensas de las redes sociales?

Internet, ¿Medio Oeste sin control?

EXCLUSIVO PARA FRIKARTE, publicado el 7 de febrero de 2012
Con la masificación de Internet a finales de los 90, dejó de ser un área restrictiva de Universidades, instituciones y organismos estatales para convertirse en el sitio donde cada uno compartimos cuanto queremos y decimos lo qué pensamos sin tapujos, a veces demasiado crudo.
Pero el panorama está cambiando y quienes estamos al tanto de las últimas noticias, vemos el interés imperioso de gobiernos y empresas de la industria cultural de controlar todo cuánto compartimos, sobre todo si lleva el sello del Copyright.
El Medio Oeste en que se convirtió Internet comienza a tener alcalde y si sigue así pronto un ayuntamiento.
La noticia más reciente de censura en la web, supuestamente para no herir sensibilidades en países como China, donde ya tienen su propio microblogging – Weibo – afecta a Twitter, o mejor dicho a nosotros pues cualquier comentario salido de tono u ofensivo puede ser eliminado. Todo un misterio, pues con la diversidad cultural de la red, no dudo que la pobre Concha en España, sea censurada en Argentina.
Twitter lleva censurando a su antojo desde hace un tiempo, aunque ahora lo haga oficial. El caso más reconocido son los tweets relacionados con Occupy Walt Street. Hasta a un periodista y blogger de Business Insider, David Seaman, le suspendieron la cuenta por hablar mucho del llamado movimiento del 99 % y luego lo quisieron callar con una Xbox 360 de regalo ¿alguien más quiere ser censurado?
El caso Megaupload también nos ha dejado con un gran vacío en la red y no solo lo digo por la cantidad de series y películas disponibles en ese sitio, si no por aquellos que confiaron sus documentos y fotos personales al muy vendido almacenamiento en la nube. Después de este suceso, que analizaremos en otra ocasión, la principal duda es si podemos confiar en guardar nuestra vida en la red.
No obstante, en Internet tenemos media vida, queramos o no. Con Google, Facebook y cualquier otra red social nos rastrean tanto estemos conectados o no, para después ser bombardeados con publicidad en nuestro correo o perfiles. Eso no es denunciable, ahí nadie protesta.
Casi nadie diría yo, pues desde que Anonymus merodea en la red de redes, más de un sitio de grandes empresas como Universal e incluso el Departamento de Justicia de Estados Unidos han visto inactivas su web. Todavía recuerdo cuando anunciaron la condena a Facebook, pero Zuckerberg se puso las pilas y cambio la política de privacidad. ¿Con Google habrá pasado igual?
De todos estos casos y muchos más estaremos hablando en Frikarte, no podríamos dejar de lado Wikileaks que ahora se proyecta a un programa de televisión, a propósito del cual han dicho “Internet nunca ha sido tan fuerte, pero tampoco ha sido nunca objeto de tantos ataques”.
Aunque quieran dejarnos Sin-derechos, no dejemos que nos agüen la SOPA, 😉

Playa Baracoa, la otra de #Cuba

Como ya deben saber, por las muchas veces que lo repito y con total orgullo, soy de un pueblo a las afueras de La Habana, perteneciente al municipio Bauta. Siempre ha existido el debate de sí es o no de la capital cubana, pero lo cierto es que hoy se encuentra en los límites geográficos de la nueva provincia de Artemisa.

Más allá de la geografía cubana nos encontramos muchísimos baracoenses -esa es otra, no somos de la Baracoa del Oriente de la isla-, que continuamos añorando cada sitio del pueblo. Cuando vivíamos allá, al menos yo, añoraba estudiar en la capital para no ver Playa Baracoa en toda la semana. Luego se extrañaba. Hoy, del otro lado del Océano Atlántico, no veo la hora de volver a mi casa aunque sea por una semana.

Por eso, para compartir mis ansias de Playa Baracoa y no sufrirla yo solo he creado una página en Facebook, así un espacio en este mismo blog para reunir cuánto se dice en la web sobre ese terruño cubano. En la red social por excelencia ya existía un grupo creado por una europea, pero mientras más mejor.

Gracias a las nuevas tecnologías he dado nuevamente con una gran amiga, que como ya anuncié en la página, compartirá la batuta de esta página conmigo. No obstante, cualquiera que sea de Playa Baracoa o no, que la haya visitado y se quedó enamorado como nosotros de ella puede compartir cuánto quiera en el Facebook.

Nos vemos caminando por Playa Baracoa o nos damos la mano en Facebook. Estamos lejos, pero también tenemos allá a muchos como Danay Galletti Hernández:

p style=”text-align: justify;”>El idilio por el pequeño terruño que agrupa a cubanos presentes y ausentes en numerosos parajes y que recibe por nombre Playa Baracoa también se reparte en la web. Estoy sorprendida y más que eso entusiasmada de comprobar que somos muchos a distintos niveles quienes sentimos nuestro pueblito de pescadores como cuna y sepultura de nuestros sueños, aspiraciones y logros.

Porque somos, los nacidos en esa franjita al norte de La Habana, como una eterna y cómplice cofradía legendaria, como aquellos estudiantes que recuerdan con simpatía el grupo de amistades o el centro educacional donde estudió y se reúnen con sus conocidos, para dialogar sobre sus proyectos, los hijos, las canas indetenibles… pero siempre, siempre terminan hablando de sus días en ese lugar. Así sucede con Playa Baracoa.

Claro que como todo pueblo que se respete carga con la ancestral reputación de “pueblo chiquito infierno grande” por aquello de que la vida de los otros es el periódico diario de los “avezados curiosos” y no es difícil mantenerse informado de los novios de fulana, de lo que vino a la bodega, de los detalles de la repartición de teléfonos— que es la noticia más fresca y el comentario generalizado hasta en la 420— en fin de cosas que a veces a usted no le importan pero que de todas formas escucha y se interesa por el transcurso o las consecuencias de las mismas después de pasado un tiempo.

Pero hasta los foráneos se enamoran de sus atardeceres naranjas y de esa particularidad que siempre caracteriza a los sitios pequeños, dueños de alguna magia natural que el tiempo no corrompe ni borra. El propósito de esta página que tengo el gran honor de compartir con uno de mis amigos entrañables, también baracoense, es establecer un diálogo vivaz con los protagonistas de innumerables historias pasadas o presentes en cada rinconcito de esa playa o mejor de nuestra playa…Puesto que todavía vivo allí no tengan pena de preguntar, compartir historias y fotos con esta página porque dentro de nuestras posibilidades intentaremos complacerlos. Gracias por escogernos…

Facebook 5 de noviembre, ¿qué pasará?

El día marcado ya está aquí. Facebook ha sido sentenciado por el grupo Anonymus este 5 de noviembre. Según alegaban en su momento están cansados de que “roben la información de las personas y se la vendan a los poderosos” y la única solución es que la red social desaparezca. Extremista, pero esta asociación internacional no se anda con rodeos y lo que dice, lo cumple.


Anonymus demostró en su momento lo que era capaz de hacer. Con el caso de Wikileaks dejó sin funcionamiento la página web de PayPal por no permitir la donación a la web donde se ha filtrado más de un cable que ha hecho temblar el mundo. Hace poco en España hackearon la web del candidato a la presidencia de España por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Marc Zuckerberg, creador de Facebook, se puso las pilas y daba más de 500 dólares a aquellos que descubrieran problemas en el funcionamiento de la red social. Desde que Anonymus hiciera las declaraciones la interfaz de Facebook se ha modificado, dando más prioridad al concepto de Privacidad incluso con nuestros amigos. A lo mejor fue una respuesta a la reciente Google+, pero las casualidades nunca son tal y menos en la web.


No obstante, la duda surge con este otro video “supuestamente” de la misma organización de hackers donde afirman que  todos los miembros no están de acuerdo con la desaparición de la red social, sitio con muchas fotos de millones de personas, claramente descontentas con Anonymus.
Sea como sea, mañana veremos si sucede algo con Facebook, yo de momento he solicitado descargar una copia de mi información. De hecho lo hago continuamente, uno nunca sabe cómo amanecerá el mundo y capaz de que un día no encuentre mi página personal. Aún espero la posibilidad de descargar la información de nuestras páginas, una funcionalidad pendiente.

En este blog ya tratamos cómo descargar la información, así que le pueden dar una hojeada al post ¿Y si mañana eliminan mi Facebook? ya está actualizado con el nuevo diseño de esta red social.

Gracias a Storify podemos ver cuánto se dice en las redes sociales e Internet al respecto de la desaparición de Facebook. ¿Qué crees tú? 

[<a href=”http://storify.com/albertoyoan/-anonymus-cancelara-facebook-” target=”_blank”>View the story “¿Anonymus cancelará Facebook?” on Storify</a>]