Archivo de la etiqueta: Disidencia

Poco Papa, mucha disidencia

Desde el anuncio de la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, muchos han sido los intentos por extrapolar este nuevo encuentro cercano entre la Iglesia Católica y el pueblo de la isla. No quiero analizar todos los medios confabulados en esta nueva -más bien vieja y gastada- receta anti-castro, aunque en España desde RTVE hasta el último periódico le dan voz y voto a la disidencia del país, como si no hubieran más cubanos con opiniones igual de valederas. 
El caso del diario ABC ayer domingo llegó al punto culminante con un “especial” de la visita del pontífice y en portada, no del periódico, si no de uno de sus suplementos, la vocera de la disidencia Yoani Sánchez, toda una sabia de la realidad cubana desde su blog Generación Y. Eso dicen…
La corresponsal del ABC en la isla tuvo la genial, o más bien trillada idea de entrevistar a esta endiosada mujer que no sé cómo mantiene su blog desde mi país, donde yo que estuve hasta el 2010 y no tenía acceso a Internet en mi casa, aclaro que en Cuba solo pueden tener acceso a la red en su casa científicos, investigadores, periodistas, artistas e intelectuales y, claro está, extranjeros residentes que lo pagan al contado. ¿Cómo lo tiene ella? Eso nos preguntamos todos.
No quiero darle mucho protagonismo a la muchacha que ya se lo han dado los medios occidentales, pero en esta extensa entrevista Yoani afirma que en Cuba están esperando por la muerte de Fidel Castro, a lo que la periodista agrega: Triste o no, supone un evidente pistoletazo de salida para toda clase de oportunistas, no solo políticos. Una frase del todo aplicable a su entrevistada quien comenta que vive de dar clases de Español y de cómo acceder a Twitter vía SMS. ¿Sólo con clases particulares se vive en Cuba? ¿O tiene más ayuda la Yoani? Ah, sí, también lo dice la periodista: “su blog le ha ido abriendo camino para colaborar en la prensa internacional. Ese es ahora uno de los pilares de su sustento“.
Y salta otra pregunta ¿por qué con tantos blogueros en la isla, solo Yoani y un reducido grupo de disidentes publican en la prensa extranjera? Estoy por pensar que a todos los cubanos el gobierno nos lava el cerebro.
Como sea, el ABC dedica noticias enteras a hablar de las frustadas intenciones de la disidencia en la Isla para hablar con el Papa, acusa al gobierno cubano de encarcelar a disidentes y de entorpecer las relaciones entre la Iglesia y ellos “los únicos que claman libertad para la isla”. Cuando la libertad ya está comprada, pocos somos los cubanos identificados con Yoani y toda su cuadrilla.
Las palabras del Papa a su llegada a México, incluso han sido sacadas de contexto, tomadas por algunos como una clara referencia al gobierno cubano. “Es evidente que hoy en día la ideología marxista como era concebida ya no responde a la realidad y si no se puede construir un tipo de sociedad es necesario encontrar nuevos modelos, con paciencia y de forma constructiva“. Una verdad que sabemos y compartimos todos, incluso con el Capitalismo que tampoco ha demostrado ser efectivo.
En Cuba y América Latina estamos por esos derroteros hace tiempo, a ver si se enteran de una vez en el resto del mundo.
Ante la opinión del Santo Padre, el Canciller Bruno Rodríguez respondió: “Quienes pretendan obstaculizar esta visita apostólica con manipulaciones políticas fracasarán, porque Su Santidad encontrará en Cuba a un pueblo patriótico e instruido, orgulloso de su cultura, de sus convicciones, de su independencia, de su proyecto social, de su democracia genuina y de sus sentimientos de solidaridad y justicia; un pueblo que escuchará a Su Santidad con profundo respeto y civismo.
Hoy llega el Papa Benedicto XVI a Cuba, eso es un hecho. Los cubanos están encantados con esta visita y como me dijo mi madre ayer por teléfono “todos los esperan con los brazos abiertos porque siempre han sido muy religiosos”. Y ya sé que mi madre no tendrá tanta autoridad ante el mundo como Yoani, pero me afirmó que “esa gente solo quiere aprovecharse de la situación”. 
Nunca mejor dicho, aunque del lado acá solo veamos poco Papa y mucha disidencia.

Cuba, camino hacia el cambio

Este sábado me levanté con la buena nueva de que en Cuba se liberaban más de 2900 presos, los medios de prensa españoles reducían el discurso de Raúl Castro a este anuncio y no daban más detalles del discurso pronunciado el 23 de diciembre en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

Hoy quisiera puntualizar muchos otros aspectos tratados por el presidente de Cuba en su propia voz:

Objetivo 2012: reducir gastos y no admitir más delitos

“A pesar de que se planifica el aumento de las producciones nacionales de alimentos, entre ellas arroz y granos y en consecuencia, disminuirán las cantidades a importar, éstas a resultas de la elevación de los precios, o sea, las importaciones de alimentos, ascenderán a algo más de 1 700 millones de dólares. Tal realidad nos indica con elocuencia la necesidad de avanzar con solidez en el propósito de poner en producción todas las tierras todavía ociosas o deficientemente explotadas.”

“El déficit del presupuesto del Estado se mantendrá al mismo nivel que en el 2011, …el 3,8 por ciento del Producto Interno Bruto, asegurándose con racionalidad los servicios gratuitos a la población en materia de salud, educación, cultura y deportes, así como la seguridad social, los subsidios a la canasta familiar normada y a personas naturales con insuficiente solvencia para la adquisición de materiales de la construcción, entre otros.”

Raúl Castro citó “los suministros fraudulentos de productos agropecuarios a los mercados de la capital, que no existieron, ni se cultivaron, generando un desfalco de más de 12 millones de pesos a causa del actuar delictivo de directivos, funcionarios y otros trabajadores de las empresas estatales comercializadoras, así como de agricultores pequeños que se prestaron como testaferros, a todos los cuales se les exigirán responsabilidades administrativas y penales, en correspondencia con la gravedad de los hechos.”

De “batalla estratégica” calificó la lucha contra el delito, en la cual “se ha elevado la coordinación, cohesión y exigencia en su enfrentamiento… y comienzan a verse algunos resultados, tanto en los hechos llamados de “cuello blanco”, cometidos por directivos y funcionarios nacionales y extranjeros vinculados con el comercio exterior y la inversión extranjera, como en las fechorías llevadas a cabo por delincuentes comunes en contubernio con dirigentes administrativos y empleados de dependencias estatales, en los procesos productivos, la transportación y distribución en entidades de la industria alimentaria, el comercio, la gastronomía, el sistema de la vivienda y los ministerios de la Industria Básica y la Agricultura.”

“Creo oportuno aclarar que no se trata de una campaña más, como ciertamente ha sucedido en el pasado, cuando las acciones para restablecer el orden, al decursar del tiempo, se han descontinuado y sobrevino la rutina y la superficialidad, dándole la razón a aquellos que esperaban que todo volvería a ser igual y que “las aguas cogerían su nivel” para seguir medrando a costa del patrimonio de nuestro pueblo.”

Debo confesar que soy uno de los miles que esperaban el anuncio de la política migratoria en Cuba, pero poco a poco se están viendo cambios y esperemos que sea en 2012 cuando se abra más mi país. Al respecto Castro expresó que “tras la autorización de la compra venta de autos particulares y viviendas, no pocos consideran urgente la aplicación de una nueva política migratoria, olvidándose de las circunstancias excepcionales en que vive Cuba bajo el cerco que entraña la política injerencista y subversiva del gobierno de los Estados Unidos, siempre a la caza de cualquier oportunidad para conseguir sus conocidos propósitos.”

“El 1ro de agosto pasado en este Parlamento abordé públicamente el tema y expuse que nos encontrábamos trabajando para instrumentar la actualización de la política migratoria vigente y que se avanzaba en la reformulación y elaboración de normativas reguladoras, en correspondencia con las condiciones del presente y el futuro previsible. Hoy  ratifico todos y cada uno de los planteamientos realizados en aquella oportunidad, al tiempo que reafirmo la invariable voluntad de introducir paulatinamente los cambios requeridos en esta compleja temática, sin dejar de valorar en toda su integralidad los efectos favorables y desfavorables de cada paso que demos.”

Política exterior: EU estático y sin prestigio

“Mientras, en decenas de ciudades norteamericanas y europeas, aumenta el apoyo al mensaje de los “indignados”, dirigido a poner fin a la creciente desigualdad en los países desarrollados.”

“Instamos a esos gobiernos, que tanto pregonan sobre democracia, derechos humanos, libertad de prensa, etc, etc, a escuchar sus legítimas demandas, a consultar a sus pueblos las políticas económicas, las medidas de ajuste y a tomar en cuenta a la opinión pública, sin la brutal represión a que con frecuencia someten a las manifestaciones estudiantiles, profesionales, obreras, de inmigrantes y otras minorías.”

Raúl Castro puntualizó que “al mismo tiempo que actualizamos nuestro socialismo, cambiando todo lo que debe ser cambiado, el gobierno de los Estados Unidos sigue anclado al pasado.”

“Barack Obama, el onceno Presidente estadounidense desde 1959, parece no comprender que Cuba hizo enormes y prolongados sacrificios para conquistar su independencia en el siglo XIX y defender su libertad en Playa Girón, en 1961, en la Crisis coheteril de Octubre de 1962, en el comienzo del Período Especial en la última década del siglo XX y en todos estos años del actual siglo XXI. A veces, da la impresión de no estar siquiera informado de que, ante esta realidad, su gobierno ha tenido que renunciar a los pretextos más repetidos para justificar el bloqueo e inventar otros cada vez más insostenibles.”

“Con ecuanimidad y paciencia, nos dedicaremos a cumplir los acuerdos del Congreso mientras transcurren las elecciones estadounidenses. Sabemos que el bloqueo continuará y que se incrementará el financiamiento y los intentos de convertir a un puñado de mercenarios en una oposición desestabilizadora, pero eso no le quita el sueño a un pueblo revolucionario como el nuestro, instruido, armado y libre, que no renunciará nunca a defenderse.”

“Aunque el inmovilismo del gobierno norteamericano y su ausencia de voluntad política para mejorar las relaciones alientan a los sectores más reaccionarios a impulsar nuevas provocaciones y acciones de agresión, Cuba mantiene la propuesta de avanzar hacia la normalización de sus vínculos con Estados Unidos y desarrollar la cooperación en todas las esferas que puedan beneficiar a ambos pueblos. Los lazos familiares y el limitado intercambio que existen entre los dos países demuestran hoy cuan positiva sería su expansión para el bien de todos, sin las trabas y condicionamientos impuestos por el gobierno de Estados Unidos, que subordina cualquier progreso a su política de hostilidad e injerencia, encaminada a restablecer el dominio sobre Cuba.”

Liberación de presos

Al final del discurso Raúl Castro anunció que “el Consejo de Estado, en un gesto humanitario y soberano, acordó indultar a más de 2 900 sancionados. Entre estos se encuentran mujeres, enfermos, personas con más de 60 años de edad y también jóvenes que han elevado su nivel cultural y las posibilidades de reinserción social.”

No se incluyen en este beneficio, salvo contadas excepciones, los sancionados por delitos de Espionaje, Terrorismo, Asesinato, Homicidio, Tráfico de Drogas, Pederastia con Violencia, Violación y Corrupción de Menores y Robo con Fuerza en vivienda habitada.  No obstante, serán puestos en libertad algunos condenados por delitos contra la Seguridad del Estado, que han extinguido en prisión una parte importante de la pena, con buena conducta.”

“Se ha tenido en cuenta, además, la anunciada visita a Cuba del Papa Benedicto XVI y la celebración del 400 aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. El indulto se hará efectivo en los próximos días, como una muestra más de la generosidad y fortaleza de la Revolución.”

“Al propio tiempo, manifestamos la disposición de conceder la excarcelación anticipada a 86 ciudadanos extranjeros, de 25 países, incluidas 13 mujeres, condenados por los tribunales por delitos cometidos en Cuba, bajo la condición previa de que los gobiernos de sus naciones de origen acepten su repatriación.”

Cuba sigue en su camino hacia el cambio, esperemos que el mundo contribuya a ello con más muestras de apoyo y reconocimiento, no con los juicios sedicioso de los medios internacionales ante cualquier discurso o nueva ley en la isla.

Pueden ver el discurso completo en Cubadebate.

¿Disidente yo?

Desde que estoy en la web, a mi blog han entrado por una cantidad de palabras en Google que enumerarla una a una sería imposible, de hecho la más curiosa que recuerdo es “sexualidad del escarabajo”, aquellos tiempos en que me identificaba con mis dos bichos: el Escarabajo y la Cigarra.

Hoy descubro para sorpresa mía, desagradable por más, que alguien ha entrado al blog buscando “disidente cubano alberto arego”. Parece mentira que por el solo hecho de haber dejado Cuba y estar estudiando en el extranjero, la gente piense que uno pasa a englosar la nada honrosa lista de la Disidencia Cubana.


Nunca me he involucrado con nadie de la disidencia, ni en Cuba y mucho menos ahora que estoy en España. Si para llenarme la barriga tengo que hablar mal de mi país, prefiero morir de hambre, antes de ensuciar mi boca con las falacias de los disidentes cubanos.

Con todo el respeto que se merecen, esas personas que piensan contrario a los principios de la Revolución cubana, reitero: JAMÁS HE SIDO DISIDENTE, NI LO SERÉ… Saldrá alguno diciendo que eso lo digo ahora con solo un año fuera de la isla, pero, ni aunque pasen diez años veré honroso despotricar de mi tierra, mi país, mi patria…

Si algo me dejó bien claro mi estancia por más de un año en el periódico Juventud Rebelde es que a Cuba se puede mirar con ojo crítico, pero nunca cayendo en el discurso repetitivo y gastado de la disidencia cubana… Hasta los 22 años estuve en la isla y nunca morí de hambre, ni dejé de ir a la escuela, ni renuncié a mis sueños de ser periodista o vi en peligro que alguien fuera a mi casa con una orden de desalojo.

En Cuba, con poco, tenemos seguro la vida en toda la extensión de la palabra… Unos con más y otros con menos, pero siempre somos iguales a los ojos de cualquiera y valemos por todo lo que podemos aportar a una sociedad con mucho por avanzar, lo sé… no obstante, tiene tantísimo que decir al mundo y no por gusto hay oídos receptores del ejemplo cubano.

Tal vez suene hipócrita este discurso pro-revolucionario ahora que vivo fuera, en Sevilla para ser más claro. Pero el hecho de haber salido de Cuba por motivos que yo solo sé, jamás por hablar mal, ni en contra del proyecto revolucionario, no significa que puedan ir poniéndome el cartel de DISIDENTE, como si todos los cubanos creyéramos o nos identificáramos con esa supuesta “vox populi”.

No quiero arremeter contra nadie, solo hago uso de mi derecho a expresarme para aquel o aquella que fuera o dentro de Cuba piensa que yo soy un disidente: CRASO ERROR… Hablar de Cuba hoy es más necesario que nunca, estén donde estén, yo lo seguiré haciendo y el que no le guste piense lo que quiera…

Juan Pablo II de todos

El próximo 1ro de mayo, coincidiendo con el Día de los Trabajadores y aunque no sea tan relevante con mi cumpleaños, la Iglesia católica beatificará al papa Juan Pablo II, para mucho uno de los mejores en toda la historia de esta religión, sobretodo por su marcado interés en acercarse a los pueblos no solo por la palabra y la fe, sino en persona.
Para los cubanos, Karol Józef Wojtyla, más conocido como Juan Pablo II, no solo es el único pontífice que ha visitado la isla, sino el hombre que abrió una puerta más grande para las cuestionadas relaciones entre el Estado Cubano y la Santa Sede. 
A partir de 1998 en Cuba la religión católica, en los primeros años de la Revolución cubana en franco recelo con la causa de los rebeldes, volvió a jugar un papel activo en la sociedad de la isla. Muestra de ello es la liberación de los presos políticos por intervención de la Conferencia Episcopal en Cuba.
Desde que en 1959 se implantara el sistema comunista en Cuba, la principal preocupación del clero y los creyentes de la isla, así como de los representantes de la Santa Sede ha sido cómo se iba a asumir el papel del Catolicismo en un sistema que por principio no es creyente.
Cierto que en sus inicios la Revolución cubana no aceptó a la Iglesia como una institución activa dentro de la sociedad. Pero, si así fue entonces, hoy se aprecia un panorama distinto, no del todo, pero vemos como la fe cristiana ha ayudado a los cubanos en momentos difíciles como el llamado Período Especial de los años 90. El ejemplo más reciente y muestra del lugar determinante de la Iglesia en la isla, es la liberación de los presos políticos del Marzo oscuro, petición en la que España tuvo un papel decisivo.

En su más reciente discurso Raúl Castro reconoció el mérito de “la alta jerarquía de la Iglesia católica, que contribuyó con su labor humanitaria a que esta acción concluyera en armonía” y a la contribución del anterior ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos”.

Si alguien abrió al mundo los ojos hacia Cuba y demostró que la Santa Sede y el Comunismo no son incompatibles, ese fue Juan Pablo II. De la mano de Fidel Castro, el Papa hizo historia en Cuba, en una visita que recorrió parte del territoria y sirvió para la coronación de la Caridad del Cobre en Santiago de Cuba.

Al respecto, el sitio web Cubadebate señala que “el papa Juan Pablo II contó al actual Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, que Fidel Castro fue tal vez el presidente que se preparó más a fondo, más concienzudamente, para recibirle.”

“Bertone lo cuenta en su libro “Un cuore grande, Omaggio a Giovanni Paolo II” (Un gran corazón. Homenaje a Juan Pablo II), editado por la Librería Vaticana, que saldrá a la venta próximamente.”
“Juan Pablo II visitó Cuba entre el 21 y el 25 de enero de 1998, en un viaje histórico, en el que recorrió la isla y se entrevistó con Fidel Castro.”
Este 1ro de Mayo no solo celebraremos la habitual fecha de los trabajadores, sino la vida de un  hombre que en sus pasos terrenales ha hecho más que cualquier otro.

PARA MAYOR INFORMACIÓN VEA:

– detalles sobre la visita de Juan Pablo II a Cuba en IPS Cuba

Cuba no condena por las ideas

Desde la más reciente visita a La Habana de Miguel Ángel Moratinos, ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en Cuba se acordó la liberación de varios de los presos políticos en los sucesos de inicios de 2003, curiosamente tildados por la prensa extranjera con adjetivos como “negro” u “oscuro”; aun cuando para los que vivimos en la isla por aquel entonces fue una clara violación de las leyes por parte de dichos ciudadanos que tomaron en sus manos aviones y embarcaciones estatales, poniendo en peligro la vida de personas ajenas a sus ideas.
Sin embargo, para la gran prensa occidental no es noticia la actual situación de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco cubanos presos en Estados Unidos, quienes han sido privados de los derechos fundamentales de cualquier persona, entre ellos no poder ver a sus esposas y familiares, así como ahora la falta de atención médica a Gerardo, quien se encuentra enfermo y aislado en una celda de castigo.
El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronunció, en el Quinto Período Ordinario de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, este 1ro de agosto, un discurso donde dejó bien claro a la opinión pública internacional las nuevas acciones que se llevan a cabo en la isla en lo que se refiere a la disidencia, así como la situación nada cambiante entre Cuba y los Estados Unidos.
“… Por decisión soberana y en estricto apego a nuestras leyes, en los últimos días se completó la excarcelación y salida del país de los primeros 21 reclusos contrarrevolucionarios, de los 53 sancionados en el 2003 por delitos contra la seguridad del Estado.
Con anterioridad, desde el 2004, se había concedido licencia extrapenal a otros 22 sancionados en la misma causa judicial.
Cabe recordar que ninguno de estos ciudadanos fue condenado por sus ideas, como han tratado de hacer ver las brutales campañas de descrédito contra Cuba, en diferentes regiones del mundo.
Como quedó probado de manera irrefutable en el acto del juicio oral, todos habían cometido delitos previstos y sancionados en nuestras leyes, actuando al servicio del gobierno de los Estados Unidos y de su política de bloqueo y subversión.
No debe olvidarse que en aquellos momentos –2003—, el entonces presidente George W. Bush, embriagado con las aparentes victorias en las guerras de Iraq y Afganistán, proclamaba el “cambio de régimen” en Cuba y amenazaba directamente nuestra seguridad nacional, llegando incluso a designar públicamente un interventor para administrar el país tras ser ocupado, al igual que acababan de hacer en Iraq. Como consecuencia, se fraguaron decenas de planes de desestabilización interna y de secuestro de aviones y barcos que tuvimos que enfrentar con toda firmeza, basados en el estricto respeto a las leyes.
La Revolución puede ser generosa porque es fuerte, su fuerza radica en el apoyo mayoritario del pueblo que ha sabido resistir tantos años de agresiones y sacrificios, por eso no resulta ocioso reiterar que no habrá impunidad para los enemigos de la Patria, para quienes intenten poner en peligro nuestra independencia (Aplausos).
Nadie se llame a engaño. La defensa de nuestras sagradas conquistas, de nuestras calles y plazas, seguirá siendo el primer deber de los revolucionarios a quienes no podemos privar de ese derecho (Aplausos prolongados).
Fuera de texto podemos comentar que el pobre interventor designado por George W. Bush se quedó desempleado (Risas).
En cuanto a Cuba y los Estados Unidos, en esencia nada ha cambiado; nuestros valerosos Cinco Héroes permanecen sufriendo injusta prisión y un trato abusivo, como la crueldad que se comete actualmente con el compañero Gerardo Hernández Nordelo, condenada por esta Asamblea. Aunque exista menos retórica y se celebren ocasionales conversaciones bilaterales sobre temas específicos y limitados, en realidad, el bloqueo se continúa aplicando y nosotros seguiremos actuando con la serenidad y paciencia que hemos aprendido en más de medio siglo.
A nosotros, los revolucionarios cubanos las dificultades no nos quitan el sueño, nuestro único camino es proseguir la lucha con optimismo y la inclaudicable fe en la victoria.”

Cuba: la verdad siempre se impone

Las palabras del Presidente de Cuba Raúl Castro Ruz, en la clausura del 9no Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas este 4 de abril, aclararon la posición de nuestro país ante la campaña mediática que trata de desacreditar una vez más a la Revolución cubana ante el mundo. Los círculos de poder de Miami, Estados Unidos, la disidencia cubana y la Unión Europea -que ya fuera arrastrada a una guerra en el Medio Oriente con pruebas falsas-, vuelven a montar un circo para divulgar la supuesta falta de derechos humanos en Cuba.
Tras solo una muerte en nuestras cárceles, vilmente manipulada, los hombres de la lista blanca nunca podrán engañar al pueblo cubano, ni acabar con 50 años de respeto y apoyo internacional, qué duélale a quien le duela seguiremos teniendo. Queden pues las palabras del presidente cubano como la firme posición de un pueblo de no doblegarse jamás.
A propósito decenas de artistas e intelectuales participarán, el sábado 10 de abril a las cuatro de la tarde en dos conciertos En defensa de Cuba, para rechazar esta campaña mediática contra la isla y expresar nuestro derecho de construir una sociedad digna, libre y justa. Según medios de prensa cubanos los conciertos tendrán lugar en la Tribuna Antimperialista José Martí, en esta capital, y en la explanada del Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba.
Se ha manipulado con cinismo y desfachatez la muerte de un sancionado a privación de libertad en 14 causas por delitos comunes, devenido por obra y gracia de la mentira repetida y el afán de recibir apoyo económico desde el exterior, en un disidente político, que fue incitado a mantener una huelga de hambre con demandas absurdas.
A pesar de los esfuerzos de nuestros médicos falleció, lo que también lamentamos en su momento y denunciamos a los únicos beneficiarios de este hecho, los mismos que hoy estimulan a otro individuo a continuar en actitud similar de chantaje inaceptable. Este último, a pesar de tanta calumnia, no está en prisión, es una persona en libertad que cumplió sanción por delitos comunes, en específico por agredir y lesionar a una mujer, médico y directora de un hospital, a la que además amenazó de muerte, y posteriormente a una persona anciana de casi 70 años, a quien hubo que extirparle el bazo. Al igual que en el caso anterior, se está haciendo lo posible por salvarle la vida, pero si no modifica su actitud autodestructiva, será responsable, junto a sus patrocinadores, del desenlace que tampoco deseamos.
La gran prensa occidental no sólo ataca a Cuba, también ha estrenado una nueva modalidad de implacable terror mediático contra los líderes políticos, intelectuales, artistas y otras personalidades que en todo el planeta alzan su voz contra la falacia y la hipocresía y simplemente evalúan los acontecimientos de manera objetiva.
Mientras tanto, pareciera que a los abanderados de la cacareada libertad de prensa se les ha olvidado que el bloqueo económico y comercial contra Cuba y todos sus inhumanos efectos sobre nuestro pueblo, conservan plena vigencia y se recrudecen; que la actual administración de los Estados Unidos no ha cesado en lo más mínimo el apoyo a la subversión; que la injusta, discriminatoria e injerencista posición común de la Unión Europea, patrocinada en su momento por el gobierno norteamericano y la extrema derecha española, sigue en pie reclamando un cambio de régimen en nuestro país, o lo que es lo mismo, la destrucción de la Revolución.
Más de medio siglo de combate permanente ha enseñado a nuestro pueblo que la vacilación es sinónimo de derrota.
No cederemos jamás al chantaje, de ningún país o conjunto de naciones por poderosas que sean, pase lo que pase. Tenemos derecho a defendernos. Si pretenden acorralarnos, sepan que sabremos parapetarnos, en primer lugar en la verdad y los principios. Una vez más seremos firmes, serenos y pacientes ¡Sobran los ejemplos en nuestra historia!
(…)
Ya en época más reciente, el pueblo cubano dio una muestra imborrable de su capacidad de resistencia y confianza en sí mismo cuando, como resultado de la desaparición del campo socialista y la desintegración de la Unión Soviética, Cuba sufrió la caída de su Producto Interno Bruto en un 35 por ciento, la reducción del comercio exterior en el 85 por ciento, la pérdida de los mercados de sus principales exportaciones, como el azúcar, níquel, cítricos y otros, cuyos precios descendieron a la mitad, la desaparición de créditos en condiciones favorables con la consiguiente interrupción de numerosas inversiones vitales como la primera Central electronuclear y la Refinería de Cienfuegos, el colapso del transporte, las construcciones y la agricultura al suprimirse de golpe el suministro de piezas de repuesto para la técnica, los fertilizantes, piensos y las materias primas de las industrias, provocando la paralización de cientos y cientos de fábricas y el abrupto deterioro cuantitativo y cualitativo de la alimentación de nuestro pueblo hasta niveles por debajo de la nutrición recomendada. Todos sufrimos aquellos calurosos veranos de la primera mitad de la década del 90 del siglo pasado con apagones superiores a las 12 horas diarias por falta de combustible para generar electricidad, y mientras todo esto acontecía, decenas de agencias de prensa occidentales, algunas de ellas sin disimular su regocijo, despachaban corresponsales a Cuba con la intención de ser las primeras en reportar la derrota definitiva de la Revolución.
En medio de esta dramática situación, nadie quedó abandonado a su suerte y se evidenció la fuerza que emana de la unidad del pueblo cuando se defienden ideas justas y una obra construida con tanto sacrificio. Sólo un régimen socialista, a pesar de sus deficiencias, es capaz de superar gigantesca prueba.
Al propio tiempo, se ciernen sobre la humanidad colosales desafíos y corresponde, en primer lugar, a los jóvenes enfrentarlos. Se trata de defender la supervivencia misma de la especie humana, amenazada como nunca antes por el cambio climático, que se acelera por los patrones irracionales de producción y consumo que engendra el capitalismo.
Cuba no teme a la mentira ni se arrodilla ante presiones, condicionamientos o imposiciones, vengan de donde vengan, se defiende con la verdad, que siempre, más temprano que tarde, termina por imponerse.