Archivo de la etiqueta: 2do aniversario

2 años en la web

Se fue el 21 de mayo de 2011 y pasamos por alto el segundo aniversario de este blog. De hecho no quise publicar nada al respecto porque estaba más sintonizado con las acampadas en España y los estudios para entrar a la Universidad aquí, pero eso da para otro post.
Pues sí, dos años cumplimos en la web y lo festejamos con crónicas de amigos sobre muchos sitios del mundo, algunos que yo no tengo ni planes de ir. La iniciativa la lancé en Facebook de manera directa a un grupo de amigos y respondieron muchos, pero se concretaron solo algunos:
·         Liudmila Kibecheva desde Tallin, Estonia
·         Danny Manuel Martínez Pedrea desde Hamburgo, Alemania
·         Enrique David Torres Tarrasa desde Sudáfrica
·         Sara Contreras desde Japón
Y todavía guardo uno para la semana próxima de un amigo que estuvo recorriendo la India.
Si bien desde agosto de 2010 el blog ha dado un giro radical por mi venida a Europa, el sentido sigue siendo el mismo: compartir con todos cuánto he visto. Ahora más que antes pues tengo la posibilidad de viajar más a menudo y conocer distintos parejas, de momento en Europa.
Desde el Viejo Mundo, sustituyó a aquel novato intento de ser original –el Escarabajo y la Cigarra- que me sirvió durante mi primer año; pero que la novatada me costaba la entrada al sitio por “reproducción del escarabajo” y cosas similares que yo no trato, aunque algún día le dedicaré unas líneas a mis bichos imaginarios.
Ahora nos hemos mudado de WordPress a Blogger, a sabiendas que el primero ubica mejor en buscadores, pero en el servicio de Google tengo la libertad de modificar mis plantillas, de momento sin pagar un céntimo. También hemos expandido nuestros horizontes en la web con un nuevo blog solo de fotos, Al compás del flash.
Además he querido hacerle un sitio a mi pueblo de nacimiento en Cuba, Playa Baracoa, que ya también contará con su espacio, no solo en Facebook. La idea es construirlo con todos los trabajos que me encuentre en la red, así toda Baracoa del occidente cubano estará tras un mismo click.
Dos años en la web llevo con este sitio, donde ya tienen también todos mis trabajos publicados en Juventud Rebelde y si Dios quiere y no metí la pata en la selectividad podré incluir trabajos de cuando esté trabajando en algún medio español, algún día…
Hoy les quiero agradecer a todos el aguante, el blog ha cambiado más veces de imagen que un camaleón, pero de momento tiene la que me gusta. Aún faltan algunos detalles por la mudanza de un servidor a otro, pero eso ya lo iremos puliendo.
Gracias a todos, y sigan mirando el mundo con los ojos de un cubano.

Bienvenidos a… Japón

“En este año de 2011, donde Japón se ha convertido, tristemente, en uno de los países más populares y conocidos, cabe un recordatorio para ese país cuya singularidad nos atrae y sorprende cuanto menos. Esta no es una mera descripción de qué ver en este país, puesto que no le haría justicia, esta es la descripción de un viaje…lo que hemos ido contando a los amigos que nos han preguntado por el viaje a Japón que realizamos tres amigos y yo allá por Julio del año pasado.”
Así comienza Sara Contreras, otra amiga de Facebook que me ha cedido sus memorias e impresiones de ese Japón sin terremoto, tsunami y peligro nuclear que vemos hoy en las noticias. Quisiera puntualizar que no solo es amiga de Facebook, si no una de las buenas amistades que he encontrado aquí en Sevilla. Toda esta semana les traeré un relato de las aventuras de Sara en el país nipón, suena a película, jejeje… pero es cien por ciento real. Espero que lo disfruten
Y dice Sara:
En primer lugar, he de poner en antecedentes: la perspectiva desde la cual se relata el viaje es de una española, con todo el bagaje cultural que le acompaña que se “enganchó” al viaje una semana después que sus amigos, tras muchos días de estrés laboral y mucho cansancio…
Cuando la azafata anuncia que el avión aterrizará pronto en Tokio uno tiene la vaga sensación de que se va a encontrar una cultura diferente y se prepara para ello, expectante, curioso y, dependiendo de la valentía de cada uno, moderadamente decidido.
Toda sensación de triunfo desaparece cuando uno se encuentra ante un aeropuerto como otro cualquiera lleno de letras incomprensibles y da gracias por los idiomas internacionales…aunque no sea el suyo.
La diferencia con un aeropuerto del resto del mundo reside en que en una de éstas en las que uno recorre el pasillo para desaparecer de allí lo antes posible – un pasillo que ha elegido casi al azar- descubre, cariacontecido, un sitio para ducharse.
Y así comienza la aventura japonesa.
El viajero descubre –así, tan pronto- que hay dos civilizaciones en lucha en Japón: la tradicional y la tecnológica, influidas por la cultura occidental a la que los japoneses parecen adorar…a la vez que odiar.
Ésa será la sensación durante todo el viaje del turista occidental.
Salir de allí a través del metro da pavor, ya que uno se enfrenta a una intrincada red de líneas, es necesaria la ayuda de alguien para orientarse: en el caso de esta viajera fue que sus amigos le indicaron qué línea debía coger y en qué estación debía parar ( en este caso, la estación de Ueno, donde se encuentra uno de los parques más famosos de la ciudad).
Una se pregunta…¿y por qué no vienen a por mí?
Pero es sólo una pregunta que surge de la ignorancia de las distancias de una ciudad como Tokio. Pase lo que pase y vaya adonde vaya…siempre estará a 1 hora del lugar en el que uno se encuentra.
Si uno va con la ilusión de organizarse toda una mañana de tour turístico por la ciudad, sólo podrá hacerlo cuando consiga entender bien la intricada red de comunicaciones que recorre Tokio.
Tokio posee dos líneas de trenes que recorren la ciudad, y el resto del país, además de varias líneas de metro. Algunas pertenecen a la línea del Metro de Tokio y otras tantas pertenecen a líneas privadas, explotadas independientemente. Lo que genera un caos de billetes y estaciones que, si uno lo sabe al aterrizar el avión, se lo piensa dos veces antes de desembarcar.
Afortunadamente, el tiempo de adaptación y conocimiento –básico, por supuesto- de la ciudad de Tokio, se sucede tras dos o tres días de dar vueltas por ella. Primero, pudiendo visitar sólo un lugar y, al final, dos e incluso tres en una misma mañana.
Sólo se consigue con perseverancia, con ganas de no renunciar, pensando: he viajado hasta aquí durante 24 horas, quién sabe cuándo volveré, ¿alguien invitó a cansancio a la fiesta? Y uno se olvida de que existe algo parecido al agotamiento, a pesar de ser julio, a pesar de hacer calor, a pesar de estar sudado y sentir que se está convirtiendo en un charquito estancado a pasar mucho tiempo parado.
Porque…no es que los japoneses no quieran ayudar, no, tratan de hacerlo, son muy educados y correctos, pero…la comunicación es prácticamente imposible. Miran al viajero occidental a veces incluso con simpatía, otras con desprecio (un mero gaijin, como alguna vez captamos en un hostelero en Okinawa al hablar con su jefe) y otras…bueno, otras ni miran. Esta turista española, que pensaba que en su país el inglés brillaba por su ausencia, descubrió que en Japón el inglés es más desconocido aún, y cualquier otro idioma que no sea el japonés. A pesar de que la mitad de los anuncios están escritos en ese idioma. Es algo curioso que llama la atención.

Bienvenidos a… Sudáfrica

Saludos hoy seguimos viajando gracias a amigos que han visitado rincones de este planeta. Si alguien sabe de viajes es Enrique, se la pasa de avión en avión, en uno de sus últimos viajes fue a Sudáfrica, pero fíjense si viaje que este mexicano-español, para más señas escribió la siguiente crónica desde Cuba, aquí se la dejo:
La Habana a 23 de marzo de 2011. 
Estoy escribiendo este artículo a petición de mi amigo cubano Alberto y quiero agradecerle por su invitación. Desde muy pequeño me ha gustado viajar. Hoy en día es mi principal pasatiempo.  
Viajar es un deleite para mi espíritu y mis sentidos. Abordar un avión es una puerta dimensional, donde experimentas olores, colores, sensaciones completamente nuevas. La magia se siente y se vive.  
Hoy, quiero escribir sobre mi último viaje a Sudáfrica, el país del arcoiris. Sudáfrica es un lugar mágico, es dónde puedes experimentar la magia de la reconciliación, dónde puedes palpar y respirar los verdaderos valores humanos. 
Sudáfrica , país de Nelson Mandela, hacedor de paz, está enclavada en el sur del continente africano. Después de vivir más de 50 años en la sombra, logró despertar de su noche oscura y convertirse en un ejemplo de dignidad ante el mundo. La nueva Constitución, aprobada en mayo de 1996, cuenta con la carta de derechos más extensa del mundo. 
Cielos azules, parques naturales, paisajes vírgenes y la promesa de una vacaciones bañadas de sol son el principal reclamo de Sudáfrica, pero la nación del arcoiris ofrece el mundo entero en un mismo país. La variedad de sus paisajes es apabullante e incluye desde hermosos bosques a escarpadas costas y ciudades vibrantes. La coexistencia de 11 lenguas oficiales confieren a su cultura una excepcional riqueza. 
Aunque el país sigue sufriendo enraizadas diferencias raciales, el empeño de sus gente, de su pueblo, por emprender un nuevo camino hace de éste un lugar bello e inspirador.  

Bienvenidos a… Hamburgo, Alemania

Si la semana pasada estuvimos recorriendo Tallinn, Estonia, hoy continuamos en Europa, pero en otra de sus grandes ciudades. Gracias a un amigo del Facebook, de hecho uno de los primeros que conociera por esa vía, estaremos sintiendo parte de Alemania. De la mano de Danny Manuel Martínez Pedrera, otro cubano que anda desde el Viejo Mundo les doy la bienvenida a:

La “ciudad libre y hanseática de Hamburgo”, construida a orillas del río Elba en el norte de Alemania, la más populosa de Europa dejando a un lado las capitales, está marcada por la presencia del agua. No por gusto se la conoce como la Venecia del norte. Sobre sus muchísimos canales se extienden más puentes que en Venecia, Ámsterdam y Londres juntos. En el centro de la ciudad encanta el Alstersee, conformado por dos contiguos lagos artificiales (en tanto porciones hipertrofiadas del río Alster) y poblado por cisnes, veleros y un vaporcillo. El puerto, el tercero más grande de Europa, capaz de dar cabida a barcos tan grandes como el Queen Mary 2, ofrece un panorama impresionante, especialmente durante las celebraciones por su aniversario („Hafengeburtstag“) en los primeros días de mayo.
El perfil de la ciudad está caracterizado por las agujas de la torre de televisión Heinrich Hertz, el Ayuntamiento y cinco grandes iglesias, elevándose todas sobre un fondo conspicuamente ausente de rascacielos. Entre las iglesias destacan la de San Miguel, que es emblema de la ciudad, y la de San Nicolás, que fue durante un par de años del siglo XIX el edificio más alto del mundo y de la que hoy sólo queda la torre, destruido el resto durante la Segunda Guerra Mundial. Son típicas las construcciones en ladrillo y sobre todo las estatuas y planchas de cobre sobre los techos que al oxidarse producen ese color verde tan característico de la ciudad. Una ciudad que impresiona por su orden y limpieza. 

Podría decirse con justicia de Hamburgo que es una metrópolis cultural en toda regla. La lista de museos, teatros y eventos culturales es muy larga. En especial destacan los musicales al estilo de “El Rey León” o “Tarzán” en grandes teatros de la ciudad, que es en ese sentido aventajada solamente por Nueva York y Londres a nivel mundial. Imponente resultará el edificio de la Elbphilarmonie cuando se termine su construcción al borde del Elba. Por otro lado, es ya legendaria la calle Reeperbahn en el barrio de Sankt Pauli, conocida también como la milla del pecado („die sündige Meile”), que con sus muchas discotecas, bares, clubes destriptease y sex shops concentra la parte mayor y más movida de la vida nocturna hamburguesa. Mención merece también el barrio “alternativo” de Schanze.


Hamburgo es una ciudad muy verde, con los “pulmones” del Altonaer Volkspark hacia el oeste, el Stadtpark hacia el norte (sede de uno de los planetarios más grandes de Europa) y el delicioso Planten un Blomen en pleno centro con sus jardines y sus juegos de agua y luz („Wasserlichtspiele“). Al sur de la ciudad y del Elba se encuentra el Altes Land, el territorio más amplio en Europa central dedicado al cultivo de frutas (mayormente manzanas) que es una exquisitez para los amantes de la naturaleza. Por su conciencia ecológica ha sido seleccionada Hamburgo este año como capital medioambiental europea („Umwelthauptstad Europas 2011“). No es raro encontrar alemanes que aseguran que se trata de la ciudad más hermosa de Alemania.

Bienvenidos a… Tallinn, Estonia

A partir de hoy comenzamos a visitar distintas ciudades del mundo. Gracias a Facebook que contacta a personas de una punta a otra de la geografía podremos ir a lugares donde de momento yo no puedo ir, a lo mejor ustedes sí. Por si  o por no, comparto con ustedes trabajos de algunos amigos.

Hoy comienzo con Liudmila Kibecheva desde Tallinn, Estonia, capital cultural de Europa en este 2011. Los dejo con esta futura guía turística y vayan a Tallinn, algún día yo lo haré.

Tallinn es la capital de Estonia. Está situada en la costa norte del país a las orillas del Golfo de Finlandia, a 80 km al sur de Helsinki. 
Su antiguo nombre germánico es REVAL o REVEL, pero en 1918 cuando Estonia logro la independencia la capital empezaron a llamar Tallinn. En distintos momentos de su historia Tallinn se encontraba bajo el dominio de los daneses, después de los alemanes, suecos y por último de los rusos.
Según una de las versiones el nombre de Tallinn proviene de dos palabras TAANI-LINN que significa “ciudad danesa”.
Tallinn es gran puerto marítimo y la primera mención de Tallinn como un puerto aparece ya en 1154 bajo el nombre Kaluria.
En la capital viven un poco mas de 400 000 habitantes. 60%de la población son estonios y 40% son las otras naciones, en su mayoría rusos.
El idioma estatal es estonio, pero los empleados estatales deben hablar ruso e inglés.
En Tallinn se encuentran el parlamento estonio RIIGIKOGU, la residencia presidencial, los ministerios.
La historia de la ciudad es su mayor atractivo. El centro histórico de la capital es la ciudad vieja o VANALINN, que es una autentica ciudad medieval. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La parte más alta de ella es TOOMPEA, una colina donde se encuentran la mayor parte de los monumentos históricos.

Entre ellos el parque de Kadriorg  que fue hecho por orden de PEDRO el GRANDE en honor de su esposa Catarina, allí hay varios museos de pintura y famoso monumento de RUSALKA de Amandus Adamso 1902 en conmemoración de la catástrofe marítima del acorazado ruso.

También aquí se ubica el Parlamento en el castillo de Toompea.

Este año Tallinn es la capital cultural de Europa.

La capital es pequeña, pero muy acogedora. Muy buenos hoteles  y muy bueno servicio.

Vengan a Tallinn en sus vacaciones.

Estamos llegando

CON EL CAMBIO A BLOGGER, ESTAS SECCIONES YA NO SON EFECTIVAS, PERO FUE UNA BUENA ETAPA



Solo falta poco más de un mes para que este blog llegue a su 2do aniversario en la web 2.0. No quisiera adelantar nada porque mis planes no llevan buen paso, pero espero que como todo en el último instante mis amigos den el Sí y cumplan con su parte, si no improvisamos que para eso los cubanos tenemos el 1.

De momento los dejo con nuestras nuevas imágenes de las secciones del blog, todas las fotos son mías con excepción de En Blanco y Negro que es de Alba Graciela, me encanta esa foto. 


Se aceptan críticas y sugerencia que aún soy un niño de teta con el Photoshop, jejeje…



Esta instantanea es de mi más reciente viaje a Madrid.





Cuando fui al sur de Portugal hice esta foto.



Esta también es de Portugal, dentro del Castillo Castro Marim.



Por un sitio de Sevilla que estaremos visitando las próximas semanas…



Y esta última por supuesto es el malecón de La Habana, algún día volveré… Pero dejemos de lado las nostalgias que el próximo 21 de mayo estamos cumpliendo 2 años… Desde ya gracias por aguantar mis majaderías y teques virtuales… nos vemos