Archivo de la categoría: España en fotos

Castillo de Gibralfaro

Como todo ciudad marítima, Málaga tiene un castillo que en su momento cumplió con la misión de vigilar y proteger sus costas de asedios, aunque según algunos fue un sitio para el recogimiento religioso de los árabes. El Castillo de Gibralfaro es muestra también de la mezcla musulmana-católica de la región de Andalucía, el emir de Córdoba Abderramán III, fue el primero en reconstruir el castillo y el rey nazarí Yusuf I en el año 1340 amplió sus instalaciones para convertirlo en alcázar o lo que es lo mismo un castillo más grande y mejor
Hoy se pueden observar muchas de las instancias de este alcázar, pese a los constantes asedios. Con tanta guerra es de admirar que en España se haya conservado arquitectura y arte, aunque también se ha perdido mucho. Los reyes católicos se apoderaron de este castillo en 1487. Fernando vivió en él, mientras Isabel optó por la ciudad, problemas de alcoba, no, qué va, cuestión de aires diferentes. 
La vista desde el castillo es estupenda, se puede ver mucho de Málaga y por supuesto lo mejor es el agua que baña sus costas. El olor a salitre, el aire fresco, el horizonte perdido entre olas, son una debilidad para quienes nacimos cerca del mar.
El azul del mar contrasta con el verde intenso que rodea a este castillo. Su cercanía con la ciudad se hace más evidente desde el teatro romano, cuyo fondo está coronado con este castillo. “Mestizos somos todos”, oía hoy, cada vez es más evidente, nos vemos. 
teatro romano de Málaga

Castillo de Gibralfaro

puerto de Málaga desde el Castillo de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro, Málaga

Castillo de Gibralfaro

Málaga desde el Castillo de Gibralfaro

teatro romano de Málaga

Andalucía desde Cazorla

Aquello de “cría fama y acuéstate a dormir”, le viene como anillo al dedo a Andalucía. Si los cubanos somos conocidos por fiesteros, bailadores y a veces bebedores, los andaluces no se quedan atrás y para el resto de España aquí vivimos los 365 días del año de fiesta en fiesta. Como si en todos los lugares las personas no hicieran lo mismo o fuera un pecado capital. 
No pienso reivindicar el carácter del pueblo andaluz que lleva con mucho honor sus fiestas, Semana Santa, carnavales y años de trabajar la tierra para dar de comer a otros muchos. Vivir en Sevilla me ha ayudado a saber que aquí “no pierdes la silla” a la primera y sí encuentras muchas manos amigas por doquier.
Entre una historia riquísima, mixta, bebedora sí, pero de varias culturas y orgullosa de haber pertenecido a muchas de ellas, aunque hoy sea el enemigo virtual de la supuesta libertad occidental -nunca entenderé la necesidad de tener un enemigo por los grandes imperios. Andalucía, como una mujer pomposa, celebra hoy  su Día, pese a las necesidades de miles de sus hijos que han alzado vuelo a otras tierras en busca de mejores oportunidades.
Agua, ríos, mar, calor, fiesta, baile, rebujito, salmorejo, gazpacho, simpatía… definir a esta tierra en una sola palabra o con una fotografía, sería imposible. Por eso desde este blog recorremos, cuando se puede, alguno de sus rincones para compartir los matices de lo andalú.
Felicidades Andalucía, gracias por acogerme como un hijo, no hay palabras suficientes para agradecer estos años desde el Viejo Mundo, nos vemos.
Cazorla, España

Cazorla, España

Cazorla, España

Cazorla, España

Cazorla, España

Cazorla, España

Cazorla, España

Ochún en la Sierra de Cazorla

En mi Cuba la mezcla de razas y religiones es algo que sólo entendemos quienes somos de allá, o quienes tienen las entendederas bien abiertas. Creer en Dios, Cristo o practicar alguna otra fe, aleja a los cubanos de nuestras raíces africanas. Así decía uno de los cubanos más universales Nicolás Guillén, en su SON 16:
Yoruba soy,
lloro en yoruba lucumí. 
Como soy un yoruba de Cuba,
quiero que hasta Cuba suba mi llanto yoruba; 
que suba el alegre llanto yoruba 
que sale de mí.
Cuando uno sale de la isla, se acuerda de cuánto nos hace cubanos y cumple con tradiciones hasta entonces desconocidas por muchos. Aquello de “uno es creyente cuando la soga aprieta”, es una realidad y no sólo en cuestiones de viajes, si no en la salud, las pruebas y el amor. A más de uno lo han “amarrado” con un ritual de la santería afrocubana, que no es magia negra como algunos creen y temen, aunque hay de todo. 
Allá cumplí con mi madre Ochún, sí los cubanos -quienes creemos- somos hijos de las deidades de la religión yoruba. Fui a su encuentro en el río de mi pueblo, Playa Baracoa, con las manos llenas para que me abriera los caminos. 
Adivinanza de la esperanza:
lo mío es tuyo
lo tuyo es mío; 
toda la sangre 
formando un río.

Una vez aquí en Sevilla, no pude volver a ir a un río, pues el Guadalquivir en esta zona parece más bien un acantilado. Así que esperé pacientemente a encontrar otro con más claridad y frescura como mi madre, Ochún, se merece.
En la Sierra de Cazorla está el nacimiento del río Guadalquivir, no había mejor oportunidad para honrar a mi Ochún que en el comienzo de todo este gran caudal. Pese al invierno crudo que congelaba algunas zonas, mis manos tocaron la pureza de las aguas andaluzas.

En esta tierra vivo desde 2010 y si a mí me han dado una acogida especial, con mi santa no podía ser menos. A los pies de los primeros brotes de Guadalquivir, más de un año después de llegar a España, mi collar de Ochún sentía la candidez de los andaluces.

Estamos juntos desde muy lejos, 
jóvenes, viejos, negros y blancos, 
todo mezclado; 
uno mandando y otro mandado, 
todo mezclado…

Espero algún día ir al Santuario del Cobre en Santiago de Cuba, donde reina la Virgen de la Caridad del Cobre, para muchos Ochún y es que en mi país cada santo católico tiene su equivalente en la religión yoruba, pero eso es para otro día, nos vemos.

Si quieren conocer más de Ochún y la religión afrocubana, pueden ver en Cubadebate la sección NosOtros por Rosa María de Lahaye Guerra

Vean esta entrevista Ochún regala amor y alegría a todos los cubanos, pero con cordura en Cubadebate

nacimiento del Guadalquivir

nacimiento del Guadalquivir

nacimiento del Guadalquivir

nacimiento del Guadalquivir

nacimiento del Guadalquivir

Castillo de las Cuatro Esquinas

Hay espacios que nos remontan a cuentos de hadas o novelas de caballerías, es imposible ver un castillo y no acordarse de las historias medievales tanto infantiles como reales, aunque prefiero las primeras, llevan menos sangre. Cazorla es conocida en Andalucía y España por este majestuoso sitio llamado entre sus habitantes como el de las Cuatro Esquinas en alusión a sus cuatro paredes.
Llegar a este castillo, como a casi todos los puntos de Cazorla, lleva una buena caminata. Este pueblo parece que no tiene fin entre tanta cuesta arriba y abajo. Lo he repetido ya en varias ocasiones, pero el recuerdo más visible de Cazorla, aparte de su excelente aire y estas fotos, son las ampollas que me acompañaron durante algunos días. 
Quejas aparte, en el Castillo de la Yedra -nombre más conocido- podemos encontrar el Museo de las Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir. Toda una colección de objetos utilizados en siglos anteriores por personas tan comunes como usted y yo, mis respetos si nos lee algún rey. En este espacio se dan la mano la historia de los andaluces de campo adentro con las del edificio en sí. Un todo en uno con la mejor vista de Cazorla.
castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

castillo de la yedra cazorla

La Catedral inconclusa de Cazorla

Si bien casi todos los pueblos de España tienen construcciones religiosas, muchas catedrales, siendo esta una construcción de titanes y no lo digo porque se dediquen a Dios, si no por los cientos de hombres que dejan su vida en sus concepción y ejecución, en Cazorla la catedral nunca ha sido terminada y me atrevo a decir han desistido a la idea después de tantos siglos.
En el siglo XVI comienza la construcción de este sitio, que según cuentan en el pueblo, sufrió en más de una ocasión derrumbes e incluso falta de dinero casi al empezar. Como no hay registros sobre sus inicios, pues los libros de fabrica desaparecieron, adjudican esta obra inconclusa al arquitecto Andrés Vandelvira, quien también estuvo presente en la Catedral de Jaén.
Gracias a esta catedral Cazorla disfruta hoy de una amplia plaza construida encima del río, era impensable un sitio de estas magnitudes y decidieron cubrir el río con una verdadera aventura arquitectónica para la época. En la visita guiada a la catedral, los visitantes pueden caminar por debajo de la plaza que por momentos parece un acantilado sacado de una película de horror.
En el blog Comarca Sierra de Cazorla, entre estos, dan otros detalles: 
“La Iglesia se diseña en la parte sur, sobre la bóveda que cubre al río y presidiendo la nueva plaza. Los muros del este están cortados sobre la roca del propio cerro, sobre los que se levantaran los paramentos superiores. Presenta planta rectangular de una sola nave, crucero insinuado y presbiterio poco profundo y plano cubierto con bóveda de medio cañón con casetones. A los pies, dos torres de la que solo quedan restos bien conservados de una. Esta torre contiene en su interior un amplio espacio rectangular con un pequeño altar empotrado en el muro y pila para el agua bendita.” 

Queden con los fotos de esta catedral, nos vemos. 

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Catedral de Cazorla, Spain

Sierra de Cazorla

“Probablemente estás en uno de los lugares más fotografiados de Andalucía. En una solo imagen se concentran las cumbres de la sierra, un castillo medieval, una iglesia renacentista, un paisaje de huertos de origen musulmán, rapaces volando sobre tu cabeza, un río de montaña, una romería, gente acogedora… y hasta un festival internacional de música Blue”.
Así reza una inscripción en el casco antiguo de Cazorla, desde donde se puede ver la estampa antes descrita luego de subir y bajar pequeñas cuestas que se sienten después de una hora de recorrer el sitio. No es extenso, de hecho hemos estado en otras muchas ciudades donde sí hay que caminar, pero el sube y baja vale su peso en oro.
El premio para el buen -y mal- caminante es encontrarse una maravilla pintada de blanco en el medio de la Sierra de Cazorla, parecen copos de nieve cada casa de este sitio, donde sin dudas la historia tiene un espacio primordial, como sigue:
“Hay un elemento que destaca: el Castillo de la Yedra, fortificación musulmana del siglo XI. Aprovechando la defensa del Río Cerezuelo, se construyó este castillo, del que se conserva el núcleo principal. El Arzobispado de Toledo, en el siglo XII por orden de Fernando II, se hizo cargo de la gestión de este territorio, para lo que se construyó el Adelantamiento de Cazorla. En las laderas del cerro se extendía el recinto amurallado del que todavía puedes encontrar algunos restos. Actualmente, la torre del homenaje acoge el Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Gudalquivir”.

Comenzamos a mirar España desde el Viejo Mundo en este 2013, nos vemos 😉

Castillo de la Yedra

Cazorla, Jaén, España

Cazorla, casco antiguo

Sierra de Cazorla

Sierra de Cazorla

Sierra de Cazorla

Sierra de Cazorla

Úbeda se hace con las manos

Los pueblos costeros viven de la pesca, las grandes ciudades de las industrias -en el mejor de los casos-, ciudades como Úbeda son reconocidas por su historia y por cuánto sus hombres y mujeres hacen con sus manos. La artesanía es uno de los distintivos de Úbeda desde los tiempos de Al-Andalus, la influencia musulmana caló en sus habitantes y hoy salen maravillas de barro y tejidos. 
En mi visita a Úbeda pude ver uno de los talleres donde se hacen verdaderas joyas artesanales, casi tan caras como una perla, de ahí que me quedé con ganas de comprar al menos un recuerdo. El bolsillo no ayuda cuando uno hace un viaje tan largo o mejor dicho con tantos destinos. 
De padre a hijo pasan los talleres en esta ciudad. Toda la familia se reúne alrededor de este negocio para poder subsistir de uno de los renglones fundamentales de la economía ubetense. Como su hermana Baeza, Úbeda también depende de la producción de aceite, de hecho según la Wikipedia, el 15% de la producción aceitera mundial proviene de esta región, conocida como La Loma.
Entre historia, aceite, artesanía y mucho arte como en toda Andalucía, Baeza se antoja un destino a repetir, si no hubiera tantos rincones en España, sería más fácil, nos vemos. 
Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España

Úbeda, Jaén, España