En Cuba “estamos trabajando” para que llegue Internet al móvil en 2018

Es 31 de diciembre y yo, cubano al fin y sufridor nato con las cosas de mi país, aunque lleve siete años en España, leo que ETECSA anuncia que ofrecerá Internet en los celulares en 2018. Me alegro por quienes están en Cuba, ahora sí que sí, no habrá que ir hasta los parques y conectarse como indígenas.

Antes éramos recolectores, cazadores y pescadores. Antes de que llegaran los españoles. Ahora recolectamos dinero o recargas a través de Facebook, de la FE (familiares en el extranjero); cazamos puntos WiFi en cualquier parque de Cuba, en los que haya, que a mi pueblo ha llegado el 21 de diciembre, y ahí nos pesca el gobierno. A un escaso CUC, más o menos un dólar o un euro por hora, parece baratísimo para quienes estamos fuera. Luego aterrizas en la realidad de Cuba, te acuerdas de los salarios simbólicos del gobierno cubano y te das cuenta que solo pueden unos pocos, unos cuantos. No todos los cubanos.

Pero somos felices, o son felices allá, de a poco. Ya la presidenta del monopolio de las comunicaciones en Cuba (ETECSA), Mayra Arevich, ha anunciado después de hacer un balance de “los logros de la Revolución”, en cuanto a informatización de la sociedad se refiere, que en 2018 llega el ansiado Internet al móvil de los cubanos. Bueno, literalmente ha dicho: “Estamos trabajando para el año que viene (2018) llegue este tipo de acceso”. O sea tener Internet en el móvil.

Lo que no explicó es cuánto costará el servicio, cuándo estará disponible y sobre todo si será asequible para los cubanos que cobran de media unos 20 o 25 dólares al mes. Eso no hace falta cuando lanzas el tan recurrente “Estamos trabajando”. Para que entiendan, es como si en México dicen “ahorita”, o en las televisiones hispanas de Estados Unidos “próximamente” cuando se está acabando una telenovela, o en el caso de España “luego”.

¿Será en 2018 que Cuba tenga Internet en el móvil? Tal vez, eso nunca es una ciencia cierta. Puede venir un ciclón, un milagro y retrasar lo que es normal en muchos países del mundo: acceder a la web desde tu móvil. Poder incluso escribir este post si necesidad de levantarte del sofá, desde mi smartphone. Pero en el caso de Cuba las cosas van a ritmo lento y reposado. Raúl Castro se iba en febrero de 2018 y mira tú por dónde, se va dos meses después o lo que él quiera, que para eso la isla es suya.

Y cierro con unas palabras de Mayra Arevich: “Somos en Latinoamérica, quizás los que más conocimientos tengamos en el uso de las TIC (Tecnología de la Información y las Camunicaciones). Entonces cualquier servicio que la empresa saca, ya los clientes lo saben. Es decir el momento de aprendizaje de cómo se usa el servicio es muy rápido”.

Un dato: Cuba solo tiene un 38,8 % de penetración de Internet, según el informe ‘Freedom on the Net 2017′ de Freedom House. Solo están peor que los cubanos, países como China, Siria, Etiopía e Irán. Cuba no es libre y es el quinto país a nivel mundial que no tiene libertad, entre otros muchos indicadores por el escaso accessories a la web y la falta de libertad de expresión.

Anuncios

Acerca de Alberto Arego Pulido

Periodista cubano-español, residente en Madrid, España. Estudiante de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Becario en la sección de redes de El País. El contenido de mi blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional. Citar como Alberto Yoan Arego Pulido www.albertoarego.com.
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s