Sevillanos caminan por los galgos y otros perros de cacería

Más de un millar de sevillanos, acompañados por sus perros, caminaron este domingo por los galgos y otros perros de cacería desde los Jardines de Cristina hasta la Alameda de Hércules. La Fundación Benjamín Mehnert (BM) organizó por segunda vez esta caminata, que este año además coincidió con actos similares por otros países como Alemania, Bélgica, Francia, Italia, EE.UU y Australia.

Con un globo morado, los perros y sus dueños demostraron por todo el centro de Sevilla la actitud cívica que debe tener un animal de compañía. Los galgos, como principales protagonistas y afectados de la inhumanidad de algunos, encabezaron esta protesta pacífica y de carácter lúdico, como declara la Fundación BM.

Los galgos sufren una situación de desamparo por parte de la Administración Pública Española, y en Sevilla”, explican en su web “echamos a volar, colgando de globos de colores, la silueta de un galgo simbolizando la liberación de esta raza de la atrocidad y la sinrazón a la que históricamente viene siendo sometida en nuestro país por los aficionados a la caza de la liebre, modalidad prohibida en otros países de Europa.”

Un poco más de una hora caminamos juntos a los galgos y muchas otras razas para admiración de quienes disfrutaban de su domingo. El día típico de salida familiar se convertía en Sevilla en una llamada de atención para lograr la adopción de los galgos y cualquier otro perro abandonado. Perros chicos, medianos, grandes, inmensos, galgos maltratados, todos hacían a las personas detener su paso.

Paseo canino galgos Sevilla´13 (14)
La caza de la liebre con los galgos sigue siendo permitida en España, mientras en Europa ya está prohibida. Particularmente Andalucía es uno de los territorios donde más se practica este “deporte”, que termina, en la mayoría de los casos, con el abandono de los perros cuando no son aptos para esta práctica. Así, en nuestras carreteras aparecen abandonados o en el peor de los casos colgados en árboles.

Fundaciones como BM se dedican a recoger a estos animales abandonados, en particular los galgos, y propiciar su adopción como mascotas. Desde 2008 inició su actividad en Andalucía en un centro ubicado a las afueras de Sevilla, donde reciben atención higiénico-sanitaria, le dan atención para superar los traumas del maltrato y los preparan para su posible reubicación en las familias.

La fundación logra la adopción de unos miles al año, una cifra no comparable con los 160 galgos y muchos otros perros que son abandonados cada día. La mayoría de las adopciones se dan fueran de nuestras fronteras en Europa, mientras en España son mínimas.

GALGOS ENTRE DOS POSTURAS

Según un estudio realizado en 2010 por la Fundación Affinity, la recogida de animales luego de la temporada de caza supone el 10,4%. Las mayores cifras se alcanzan en Extremadura con un 30,4% y Castilla La Mancha con un 21%. Si anualmente se recogen unos 15.000 galgos, las asociaciones de protección animal consideran las cifras de abandono en unos 60.000.

Paseo canino galgos Sevilla´13 (39)No obstante, la Federación Española de Galgos ha declarado que “el galgo es la raza de perros que más atención en tiempo real recibe de sus propietarios, acercándose a cuatro horas diarias el tiempo que de forma exclusiva se dedica a los galgos, tiempo de juegos, paseos, alimentación, limpieza, entrenamiento, veterinario y caza. El resto del día la relación es similar a la de cualquier perro de compañía o de caza, según los casos”.

Aunque esta federación condena el maltrato animal, apoya la caza de liebres con galgos. Por su parte, la presidenta de la asociación Galgos sin fronteras, Cristina García Rodero, declaró al diario El País que “lo peor del problema de los galgos es que acaba con ellos su inteligencia. Se supone que cuando persiguen a la liebre en los campeonatos tienen que hacer los mismos quiebros que ella, girar en los mismos puntos, seguir el mismo camino. Cuando el galgo se da cuenta de que recortando en diagonal a la trayectoria de la liebre gana terreno, se pierde la gracia y se le considera un ‘galgo sucio”.

Si bien desde el 2010 el artículo 337 del Código Penal Español condena la crueldad animal, actos de maltrato a los galgos siguen ocurriendo en distintos rincones de España. Por ellos y cualquier otro perro abandonado, Sevilla caminó para demostrar que son mucho más que perros, nos vemos.

Este post forma parte de un proyecto de blog llamado ‘Mucho más que perros’, hecho durante mis estudios de periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla en 2013.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s