Made in esclavitud

La tragedia ocurría este fin de semana “más de 100 personas perdieron la vida tras un incendio en una fábrica textil de Bangladesh“. Lamentablemente las muertes son noticias y peor aún algunos medios ahí se quedan y no contextualizan por qué en un país tan precario como ese hay unas 1000 personas hacinadas en un edificio de 8 plantas. Y a otra cosa, mariposa que la actualidad cambia, más con Internet, aunque para algunos todos los días sean iguales.

IMAGEN TOMADA de www.teinteresa.es
Bangladesh junto a otros países con economías emergentes como la India y China, si bien es ya la potencia asiática y mundial, pagan salarios irrisorios a sus miles de trabajadores de la industria textil y de otros sectores económicos. Una situación que ha sido denunciada en multitud de ocasiones por distintas ONGs y que parecen no tener solución a la vista, al menos por parte de sus gobiernos. 

Ante ese panorama reconocidas marcas internacionales aprovechan para producir su material con mano de obra barata y bajos impuestos para después venderlas a más del 200% de su coste original. La moda y todo el glamour que la rodea, está confeccionada en su mayoría por niños, mujeres, personas mayores y hombres de países como Bangladesh. Nuestra ropa está hecha en alguno de estos lugares bajo situaciones infrahumanas. 

Según declaraciones publicadas en el diario El País, uno de los pocos que no se ha quedado en la periferia con este crudo tema: “las multinacionales son perfectamente conscientes de las condiciones en las que se fabrican sus productos, porque la mayoría tiene inspectores en el país. Pero solo se fijan en la calidad de la ropa, no en cómo se fabrica. Las multinacionales tienen la capacidad y la responsabilidad de hacer que mejore la situación en Bangladesh, porque no podemos olvidar que este es un comercio global” (Nazma Akter, presidenta de la Federación Textil Sommilito).

Pero claro mientras marcas como Zara donen su dinero a ONG, recientemente unos 20 millones a Cáritas, algunos viran la mirada y no les interesa saber dónde crean las ropas que hacen al señor Amancio Ortega ser uno de los tres hombres más ricos de España. Con la que está cayendo por acá ese dinero es bienvenido, pero ¿hasta cuándo debemos agradecer a quienes explotan a las personas? ¿la esclavitud no dejó de existir al menos hace un siglo? 

Los libros de historia están muy mal, por desgracia -imposible decir por suerte- noticias tan horrendas como esta de Bangladesh evidencian las abismales diferencias del mundo que nos separan entre los afortunados de los países desarrollados y aquellos de los países en vías de desarrollo. La ONU aún no me convence para eliminar los términos 1er mundo y 3er mundo. Cuando todos tengamos las mismas posibilidades y niveles de vida semejante, podremos hablar de “en vías de desarrollo”. 

En Bangladesh, como informan en El País: “el salario mínimo es 3000 takas, unos 31 euros, la mayoría de la mano de obra depende de la industria textil y el 80% de la importación total del país es por este sector.” Según las investigaciones, en la fábrica no había tan siquiera extintores para el fuego y algunos empleados denuncian la falta de instrucción para casos de incendio, algo tan básico como la utilización de las puertas de emergencias es asignatura pendiente en estos lugares, no quiero imaginar la falta de educación básica.

La realidad es una sola: hay algunos que explotan a otros muchos, mientras la mayoría asiente con la cabeza se pone la camisa, el pantalón y los zapatos para salir a la calle vestidos con el sudor y la desgracia de otros. Para que digan que Adán y Eva no tenían vergüenza. 
Anuncios

Acerca de Alberto Arego Pulido

Periodista cubano-español, residente en Madrid, España. Estudiante de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. El contenido de mi blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional. Citar como Alberto Yoan Arego Pulido www.albertoarego.com.
Esta entrada fue publicada en Opinión, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s