Cuba y el VIH/sida: puertas a la esperanza

Ha pasado una semana y no se oye en ningún medio hablar del VIH/sida, no les decía yo. Es un único día para hacer creer al mundo que nos interesa ese tema, las campañas sobran y los mensajes para la prevención están extinguidos. Ver para creer, luego me quejaba en Cuba porque es el día entero con los mensajes de prevención. Al menos algo se te quedaba y créanme que el cargo de conciencia si metías la pata es inmenso.
No obstante, sigamos nosotros hoy con otro fragmento de este trabajo del VIH/sida de Yeny Elizabeth Guerra Enamorado, con especial énfasis en mi tierra Cuba, considerada “excepcional” por el Informe de ONU/SIDA en este 2010. Cuba tiene una tasa de prevalencia de VIH de 0.1 % en una región, como la Caribeña donde oscila sobre el 1 %, contrastando por ejemplo el 3.2 % de Bahamas. Según esta fuente “las evidencias indican que las personas infectadas con VIH aumentan entre los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) tanto en Cuba como en República Dominicana.”
En los últimos tiempos en Cuba se ha visto también un aumento entre las mujeres, cuestión que preocupa a las autoridades e instituciones haciéndolos buscar campañas más efectivas para prevenir el contagio. Ahora bien por el hecho de contraer esa enfermedad  o cualquier otra “en Cuba ningún trabajador tiene que pasar por la desagradable experiencia de ser visto como un marginado social. Junto a una garantía efectiva de asistencia médica y un sistema de salud coherente, existe la protección de la legislación laboral y el reconocimiento de estos principios en la constitución, carta magna de nuestro país” aclara Yeny en su trabajo.
“A nadie se le ocurre apartarse de un amigo, aunque tenga una enfermedad que limite su vida a minutos. Aunque se habla con voz velada todavía cuando alguien tiene un cáncer, se acepta. De otras enfermedades, hasta contagiosas, nadie duda en decirlas. Pero cuando se trata del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), del temido SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), las cosas cambian: temores, desesperanza, angustias y hasta pánico sienten algunos frente a la realidad devastadora de esta patología”, refiere esta abogada en formación.
“Quizás se trate de que aún existe nebulosa sobre su origen, o que al estar asociada en principio con grupos humanos de tendencias homosexuales o a conductas sociales informales, esta afección sea vista por algunas personas como algo pecaminoso, aunque en la realidad es el resultado de un riesgo no protegido: si se adoptan las medidas previstas en los programas de lucha contra esta, la llamada enfermedad del siglo, no hay por qué infectarse.”
“En Cuba existe el Programa Nacional de Control y Prevención del VIH/SIDA que funciona con alta efectividad y resulta asimismo una muestra de humanismo y solidaridad ante quienes están afectados e incluye no sólo el tratamiento asistencial de los enfermos o infectados, sino también las consideraciones éticas y laborales.” Estas son algunas de las leyes que protegen en Cuba a cualquier trabajador, incluidos a los infectados por esta enfermedad:
Derechos constitucionales de los ciudadanos cubanos al trabajo.
ARTÍCULO 47. Mediante el sistema de seguridad social, el Estado ga­rantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, inva­lidez o enfermedad.
ARTÍCULO 50. Todos tienen derecho a que se atienda y proteja su salud. El Estado garantiza este derecho:
-con la prestación de la asistencia médica y hospitalaria gratuita, median­te la red de instalaciones de servicio médico rural, de los policlínicos, hospitales, centros profilácticos y de tratamiento especializado;
-con la prestación de asistencia estomatológica gratuita;
-con el desarrollo de los planes de divulgación sanitaria y de educación para la salud, exámenes médicos periódicos, vacunación general y otras medidas preventivas de las enfermedades. En estos planes y actividades coopera toda la población a través de las organizaciones de masas y sociales.
Según Arminda Hernández y Susana Gil, asesoras jurídicas de sindicatos nacionales, el programa nacional vigente ha permitido detectar la mayor parte de las personas en su estadio asintomático, lo cual favorece que, mediante el estudio de sus contactos, se pueda cortar con mayor eficacia las cadenas de transmisión y conservarles mucho más tiempo la vida, en lo cual se incluye también su vida laboral, aclara a Yeny.
“En Cuba la calidad humana está por encima de cualquier tabú sobre esta enfermedad. Por eso las personas con VIH/SIDA son atendidas con el debido cuidado que se requiere y le son respetados sus más elementales derechos al trabajo. En diciembre de 1993 se aprobó el sistema ambulatorio para aquellos que podían reincorporarse a su medio social, previa evaluación de sus condiciones de salud, higiénico-ambientales y dietética, ya que tienen asignada una alimentación adecuada a sus requerimientos .Y mientras su salud lo permita, pueden incorporarse y mantenerse en su centro de trabajo normalmente y cuando no pueden hacerlo, recibir el subsidio correspondiente que les destina la legislación.”
Alberto Rosabal, subdirector de asistencia social del Centro de Asistencia Integral a personas seropositivas y enfermas de SIDA, conocido como Sanatorio de Santiago de las Vegas, refiere que  en este centro las personas con esta enfermedad no solo reciben tratamiento médico sino que además se les garantiza un trabajo acorde con sus necesidades sociales y su preferencia en cuanto al mismo, facilitándoles la satisfacción de sus necesidades económicas y asistenciales.
En estudios realizados en este centro se observó cómo un 73 % de estos enfermos se les habían sido controlado el desarrollo de esta enfermedad con tratamiento médico,  por lo que se encontraban estables en su dolencia y había sido reinsertados en labores menos forzosas que el centro les estaba asignando. Estas tareas eran provisionales, pues una vez que se corroborara que la enfermedad estaba siendo estabilizada podían regresar a los puestos de trabajo que antes desempeñaban con su debida diligencia.
Apunta Alberto Rosabal que en muchas ocasiones se había tenido que enfrentar con situaciones de discriminación en algunos centros de trabajos que, sin el conocimiento requerido, desempleaban a estas personas una vez que eran reinsertadas en ellas, pero en todas esas ocasiones el Ministerio de Justicia había respondido acorde a la protección de estos derechos que habían sido vulnerados.
A un trabajador de este Sanatorio de Santiago de las Vegas que había sido reinsertado por “exceso de celo”, le dieron licencia sin necesidad. “De inmediato lo remitieron a la Comisión de Peritaje Médico sin razón alguna, toda vez que su ocupación de jardinero, en nada le afectaba como seropositivo.La labor del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Administración Pública, permitió enfrentar a las personas que habían decidido para hacerles comprender lo erróneo de su actitud. El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) , el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el MINJUS emitieron la Resolución No. 13/97 para regular que las autoridades facultativas correspondientes del MINSAP son las que deciden si el trabajador podía  o no desplegar una determinada actividad.
El hecho de que un trabajador posea el VIH no quiere decir que esté en mal estado de salud y tenga que prescindir de laborar. Puede permanecer varios años asintomáticos, sin señal de alguna enfermedad o dolencia, y con una buena vigilancia sanitaria prolongar hasta más de diez años su ingreso en un hospital. Si está en condiciones físicas y de salud, puede seguir dando su aporte a la sociedad, sin lesionar su economía personal ni los fondos de la seguridad social.
Un trabajador es un ser humano y como tal, según nuestros principios constitucionales y políticos, hay que considerarlo. No es justo que alguien mantenga su angustia en silencio para que no exista discriminación en el trabajo. Nadie en Cuba está facultado para cerrar un contrato de trabajo porque el trabajador esté enfermo de SIDA.  A nadie se le ocurriría adoptar esa conducta con alguien afectado por el cáncer u otra patología. Y pese a su letalidad, el SIDA es una enfermedad como otra cualquiera y a sus enfermos hay que tratarlos igual que a los demás.
Los trabajadores detectados como portadores del VIH o enfermos del SIDA, incorporados al Sistema de Atención Ambulatoria (SAA), mantienen el derecho a reintegrarse a sus respectivas plazas y centros de trabajo .Cuando la autoridad facultativa pertinente lo considere necesario o cuando por las características de la actividad laboral que desarrolla el trabajador, se presuman indicios racionales sobre que la admisión a su puesto conllevaría riesgos para terceras personas, remitirá al paciente a la Comisión de Peritaje Médico correspondiente a su centro de trabajo para que esta dictamine sobre su capacidad laboral para reincorporarse a su plaza y, según el resultado, se procederá a su reincorporación o se le aplicarán las disposiciones vigentes en materia de invalidez parcial o total.
Si es un paciente que no tiene vínculo laboral y manifiesta su deseo de incorporarse al trabajo, la autoridad facultativa lo remitirá a la Comisión de Peritaje Médico para que determine, de acuerdo con la aptitud ante el trabajo y la naturaleza de la enfermedad, los factores de riesgo a los que no pueden estar sometidos en su posible ubicación laboral. Las direcciones de Trabajo municipales gestionarán el empleo dentro de las posibilidades de cada territorio, para aquellos pacientes que se acojan al SAA que no tengan vínculo laboral y manifiesten su deseo de incorporarse al trabajo.
Durante el tiempo que estén sujetos a evaluación para determinar su incorporación o no al SAA, estos trabajadores recibirán el subsidio por enfermedad establecido para los trabajadores hospitalizados. El día en que asistan a la consulta médica mensual o semanal, según el programa, se considera como de licencia retribuida y por tanto se abonará el importe del salario correspondiente a ese día.
Fuentes oficiales informan que la epidemia cubana está bajo control, incluso vimos como ONU/sida reconoció el desempeño de Cuba en este campo. El 54 % de las personas que viven con VIH/sida en el país, reciben atención ambulatoria en la comunidad. Todos los pacientes tienen garantizado gratuitamente el tratamiento con antiretrovirales, de producción nacional, lo que ha permitido disminuir la mortalidad. El mercadeo de condones es mucho mayor y aumentó la proporción de personas que refieren haberlo usado en la última relación sexual ocasional.”
Pero fuentes de la disidencia interna cubana, parecen no ver estos pasos de avance, reconocidos por la ONU e informan que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social está retirando la prestación monetaria a personas que viven con VIH/SIDA. La medida se ha adoptado después de que el general Raúl Castro anunciara la “reducción de gratuidades”, dijo el periodista independiente Ignacio Estrada Cepero a la agencia Hablemos Press.
Aunque la prestación era “insuficiente”, “calmaba” algunas de las necesidades y cubría gastos alimenticios y de medicamentos. “La medida hoy deja a la suerte a un número de enfermos en constante crecimiento”, señaló Estrada Cepero, quien denunció que algunos casos están en la “etapa terminal”, apunta el Diario de Cuba.
Y si les sigo enumerando lo que se dice de la Isla, nunca acabaría este trabajo. Mientras tanto en Cuba se trabaja por la salud de todos los enfermos de VIH/sida y abren, gústele a quien le guste, y pésele a quien le pese, puertas a la esperanza.
Anuncios

Acerca de Alberto Arego Pulido

Periodista cubano-español, residente en Madrid, España. Estudiante de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Becario en la sección de redes de El País. El contenido de mi blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional. Citar como Alberto Yoan Arego Pulido www.albertoarego.com.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Opinión, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu opinión vale

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s